Día de Muertos

Casa del "Indio" Fernández abre las puertas de su múltiple ofrenda de muertos

En lo que fueran las caballerizas, se instalarán puestos de productos artesanales de varias regiones del país, como sarapes de Guerrero con todo y telar de Xochitlahuaca, mezcal y alebrijes de Oaxaca.
domingo, 31 de octubre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Como cada año, la casona de piedra volcánica que levantó como una hacienda colonial Emilio “El indio” Fernández en Coyoacán, abre el portón para las espectaculares y detalladas ofrendas de Día de Muertos.

Esta vez la memoria vuela en pos de personajes como Álvaro Carrillo,  Gabino Barrera, Alberto Cervantes, Jaime Fernández, José Alfredo Jiménez, Frida Kahlo, Tomás Méndez, Jorge Negrete, Ricardo Palmerín, “Cuco” Sánchez, Joan Sebastian, Luis Stempler, Rigo Tovar, Consuelo Velázquez…

La residencia de Zaragoza 51 y Dulce Olivia en el barrio de Santa Catarina, que fuera centro de reunión multitudinaria del mundo artístico de la época de oro del cine nacional, recibió al público desde el sábado a las 12 horas y hasta el domingo 7 de noviembre. Para la inauguración se anunció a las 18 horas la entrada del mariachi, que en el foro al aire libre --a un lado del monumento donde reposan las cenizas del “Indio”-- interpretó canciones rancheras y de amor.

A decir de la administradora de la casa y del evento, Ana María Valdés Ramírez, familiares de los artistas mencionados (“viudas e hijas”) tomaron parte en la elaboración de las ofrendas, entre ellos Gabriela Cervantes, Fernando Fernández, Esther Francesconi, Ángel Galván, Isabel Mendoza, Erika Navarrete, Dallan Solís, Citlali Stempler, Sinhué Viveros, Tere Viñas, varios voluntarios y el “todólogo” Fernando Macías.

Mención especial es para la señora Chabela, quien ofrecerá desde la espaciosa cocina poblana de la casa el pozole tradicional, tostadas, sopes, quesadillas, tamales, ponche, champurrado, café, aguas de frutas…

   Al lado, en lo que fueran las caballerizas, se instalarán puestos de productos artesanales de varias regiones del país, como sarapes de Guerrero con todo y telar de Xochitlahuaca, mezcal y alebrijes de Oaxaca, ropa artesanal de Puebla…

La ofrenda que Adela, la hija del “Indio” instaló por vez primera en 1986, ocupa desde el espacioso comedor a los múltiples salones, pasillos y vericuetos interiores, hasta las zonas abiertas que rodean la mansión construida entre 1945 y 1950; conserva el mobiliario y la decoración que el actor y director escogía para recibir a los grandes personajes de la cultura nacional, y no pocos extranjeros, de la talla de Marilyn Monroe. El arquitecto Manuel Parra la levantó en 14 mil m2 de terreno que originalmente tuvo.

La casa cerrará diariamente a las 20 horas.

Comentarios