Teatro

Simone de Beauvoir y Antonieta Rivas Mercado

"Cita en Notre Dame" y "Manual para mujeres infames" son dos unipersonales de dos mujeres que desde lugares equidistantes y en diferentes épocas dan fe de su paso por la historia y de cómo a través del teatro otras mujeres las traen a la vida y las hacen presentes.
martes, 5 de octubre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Dos mujeres de ámbitos distintos, y guardadas las distancias, nos dan testimonio de mujeres de carácter que se enfrentan con las condiciones limitantes del sistema patriarcal y que cada una aborda desde diferentes trincheras. Antonieta Rivas Mercado, inmersa en la cultura y en el teatro en particular, dedica su energía a escribir, promover, coordinar, traducir y patrocinar proyectos que contribuyen en gran medida a la cultura del México de los dos 20 y que se recuerdan hasta el presente. Simone de Beauvior filósofa francesa, escritora y pilar imprescindible del pensamiento feminista y filosófico de nuestro tiempo.

"Cita en Notre Dame" es una gran propuesta escénica interpretada por Roxana Andrade bajo la dirección de Gema Aparicio; recientemente dio funciones en el Teatro María Tereza Montoya, y años atrás se presentó en otros escenarios, como el de la Biblioteca de México.

"Manual para mujeres infames" es una obra brillante interpretada por Carla Müller bajo la dirección de Luciana Silveyra; actualmente se está presentando en la Sala Villaurrutia del Centro Cultural del Bosque del INBAL.

"Cita en Notre Dame", escrita por la actriz y Vicente Ferrer, nos muestra momentos determinantes en la vida de Antonieta, tanto en la relación con su padre como en los proyectos por los que dio su vida: el Teatro Ulises y la campaña presidencial de José Vasconcelos. Con gran capacidad interpretativa y una dirección inteligente y creativa, Antonieta Rivas Mercado queda a la vista de todos rebasando la visión unilateral de “mecenas” para reconocerla como una gestora, productora y escritora que consiguió que el Teatro Ulises naciera, y aunque el fraude electoral hizo que fracasara la candidatura de Vasconcelos, su papel fue fundamental tanto en lo económico como en su acción como promotora y escritora de muchos de los discursos del candidato y de un extenso diario de campaña.

Sus problemas familiares, decepciones amorosas y obstáculos que la sociedad puso en su camino, la llevan a un triste final, pero su labor permanece, aunque no con la perspectiva esplendorosa que debería haber tenido. En Cita en Notre Dame, los objetos representan personajes, una luna llena iluminada proyecta imágenes de la época o vitrales maravillosos, y el ambiente evocativo nos sumerge en la emocionalidad del personaje.

En Manual para mujeres infames el espacio escénico está acotado por un gran papel que va del fondo del escenario y resbala para convertirse en el piso donde transita la protagonista. Unas mesa roja y dos sillas ligeras son los elementos que Carla Müller habita para ser esta Simone de Beauvoir que encara al público con valentía y lo cuestiona por ser su principal detractor. El texto de Karen Valecillos es de una gran fuerza y profundidad porque indaga en la psique del personaje desde un momento decisivo en su vida: elegir o renunciar a la propuesta que su amante, el escritor norteamericano Nelson Algren, le hace para irse a vivir con él al otro continente.

Simone de Beauvoir se devela como un ser pensante cuya inteligencia queda explícita en esta obra, y que Carla Müller consigue caracterizar con excelencia transmitiendo esta intelectualidad, pero al mismo tiempo los debates sentimentales y afectivos por los que el personaje atraviesa.

"Cita en Notre Dame" y "Manual para mujeres infames" son dos unipersonales de dos mujeres que desde lugares equidistantes y en diferentes épocas dan fe de su paso por la historia y de cómo a través del teatro otras mujeres las traen a la vida, las hacen presentes y reconstruyen la historia desde otra perspectiva.

Más de

Comentarios