carlos cuarón

Amalgama de Carlos Cuarón gana al mejor guión en el Festival de Cine Iberolatinoamericano de Trieste

Durante la ceremonia de asignación de los premios celebrada en la ciudad italiana, el jurado explicó que Cuarón recibió el galardón por haber logrado “resolver las tensiones dramáticas con humor”.
domingo, 14 de noviembre de 2021

ROMA. (proceso.com.mx).– La película mexicano-dominicana Amalgama, de Carlos Cuarón, se llevó el premio al mejor guion, y Nudo Mixteco, de Ángeles Cruz, recibió una ‘mención especial’ del jurado de la 36º edición del festival de cine ibero-latinoamericano de Trieste, que este año asignó el reconocimiento a la mejor película, el máximo galardón, a la chilena La mirada incendiada, de Tatiana Gaviola.

Durante la ceremonia de asignación de los premios celebrada en la ciudad italiana, el jurado explicó que Cuarón recibió el galardón por haber logrado “resolver las tensiones dramáticas con humor”, mientras que la película de Cruz fue premiada por la interpretación de sus protagonistas que, en la cinta, reflejan los abusos cometidos contra mujeres indígenas en un pueblo de Oaxaca.

El premio a la mejor película recayó, en cambio, sobre el “sorprendente” filme de Gaviola que, “partiendo de un hecho real”, abordó de una manera “eficaz y original un episodio trágico de la oposición popular al régimen (del fallecido dictador chileno, Augusto) Pinochet”, explicó el jurado, integrado por Luigi Cuciniello, Enric Bou y Alberto García Ferrer.

En la sección oficial del festival otra cinta premiada fue la dominicana Malpaso, de Héctor Valdez, la cual, gracias a su lenguaje “muy eficaz y esencial” y “el increíble desarrollo psicológico de los personajes”, recibió el Premio Especial del Jurado, lo que confirmó que este año las obras de República Dominicana tuvieron un muy buen recibimiento en el certamen.

En cambio, el galardón a la mejor dirección la obtuvo la argentina El Silencio del cazador, de Martín Desalvo, y el a la mejor actriz fue asignado a Arabela Moreira, por su interpretación en la coproducción franco-portuguesa El último baño.

En la sección Contemporánea, la segunda más importante de este certamen, el premio a la mejor película y al mejor guion, fueron, en ambos casos, a la coproducción mexicano-noruega Mapa de sueños latinoamericanos de Martín Weber. La razón, explicó el jurado, fue que la cinta visibilizó un tejido social latinoamericano que “si bien lastimado o no, puede ser reconstruido”.

La cinta de Weber que, según los organizadores, “fascinó el festival”, obtuvo asimismo el Premio del Público.

Racismo en México

Por su parte, los jurados juveniles de los estudiantes de dos colegios italianos, el instituto Marco Belli y el Instituto Algarotti, eligieron conjuntamente asignar el premio Malvinas a la cinta mexicana Negra de Medhin Tewolde Serrano.

El motivo fue que la obra permite comprender “cómo el odio por lo diferente puede destruir las personas emocional y psicológicamente”, explicaron los jóvenes. “Hemos entendido cuán relevante es el problema del racismo que se intenta ocultar en México”, añadieron.

En otro frente, la coproducción brasileño-portuguesa O Clube de dos anjos de Angelo Defanti ganó el principal galardón de la sección Cine y Literatura, y la coproducción de Perú, Chile, Estados Unidos y España, Tejiendo sombras de Erica Nguyen, recibió el premio Mundo Latino.

Después de nueve días de actividades, el certamen, uno de los más importantes para el cine latinoamericano en Europa, clausurará este lunes.

Comentarios