Corona Capital 2021

Corona Capital 2021, el retorno de los festivales masivos a la CDMX

El Corona Capital confabuló un regreso ansiado por músicos, fans y toda la maquinaria de la industria, en espera de la próxima edición en 2022.
martes, 23 de noviembre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Los festivales masivos retornaron a la CDMX con el Corona Capital 2021, en una intensa celebración de dos días, donde se impuso la alucinante magia australiana de Tame Impala y los estadunidenses Twenty One Pilots.

El festín con acceso bajo protocolos sanitarios, congregó el sábado pasado a 59 mil 600 asistentes y para el cerrojazo del domingo a 62 mil personas en la Curva 4 del Autódromo Hermanos Rodríguez.

El primer día, la bienvenida eran accesos con filtros en donde forzosamente se tenía que mostrar certificado de vacunación completo o prueba negativa de covid-19, en PCR o antígenos. Además del uso obligatorio de cubrebocas y toma de temperatura, diversos módulos de gel antibacterial se ubicaron en amplios puntos del lugar.

El Corona Capital contó con cinco escenarios en su edición 2021, así como distintos espacios para divertirse, destacando una enorme rueda de la fortuna que daba vista panorámica al inmueble de la alcaldía Iztacalco. 

Quioscos de alimentos, venta de ropa y toda clase de recuerdos, retomaron la actividad económica para la fiesta sabatina que concluyó avante a pesar de algunas cancelaciones, como la de The Kooks al igual que Disclosure. Los ánimos no menguaron en ningún momento. 

La gente aclamó a figuras como la cantautora Laura Pergolizzi, mejor conocida “LP”, incluso aunque cambiaron su presentación en un horario más tarde a lo programado.

También las emociones retozaron con All Time Low y los legendarios rockeros Cheap Trick con su clásica “The Flame”.

El acto estelar de Tame Impala concretó un buen show para sus fieles con una producción cobijada de rock y psicodelia.

Kevin Parker, líder creador del ensamble originario de Perth, Australia, emprendió vuelo con las rolas “One More Year”, “Nangs” y “Borderline”, en complacencia instantánea de principio a fin.

En una noche fresca al aire libre, a telón de fondo una monumental pantalla con viajes sensoriales, concepto de rasgos experimentales. Un par de plasmas laterales recreaban ambientaciones coloridas de ensueños hippies al rasgar de “Elephant”, “Lost in Yesterday”, “Apocalypse Dreams” y “Gossip”.

Paralelamente la iluminación generaba atmósferas de ciencia ficción, al centro del tablado flotaba un aro de luces láser que semejaba una nave interestelar, al destellar de “Runway Houses City Clouds”, “The Less I Know The Better” y “New Person, Same Old Mistakes”.

El rugir generalizado de aceptación retumbó en el escenario principal “Corona” asomándose la media noche. Tame Impala logró el éxito de una velada inolvidable para el regreso masivo de los espectáculos.

El segundo día

Catártico cerrojazo dominical protagonizó el dueto Twenty One Pilots, con la genialidad escénica del baterista Josh Dun y el vocalista Tyler Joseph que velozmente hipnotizaron a sus fans desde las 20:40 que empezó su show.

El proyecto de pop que fusiona el hip hop, rap, Indie, electrónica y rock, catapultó la buena vibra con la alegría de Tyler, quien logró conexión multitudinaria al ritmo de “Stressed Out”, “Migraine” y “Morph”.

La producción relumbrante de plasmas digitales cautivó visualmente durante toda la tocada, con lienzos ilustrativos a su identidad conceptual de frescos pasajes sonoros que aclamó la audiencia en especial juvenil.    

El set contempló cortes como “Heathens”, “The Outside”, “Message Man”, “Lane Boy” y “Chlorine”, así como una sesión acústica que escénicamente representaba una fogata de día de campo al centro de la tarima, con un manto estelar fondeando resonó “Bounce Man”.

El griterío de miles en el escenario principal estremecía al oírse “Heavydirtysoul”, alcanzando el éxtasis con “Saturday”, instantes de un ápice ilustre en los que Josh es sostenido por una plataforma sobre la gente en continuidad tocando aguerridamente la batería. La locura de los primeros de la fila se extendió hasta el último rincón coreando en frenesí, para proseguir con “Level of Concern”.

En “Ride”, Tyler secundó la gala surcando entre las personas hasta escalar una de las monumentales torres de audio y ser avistado en la cima del foro de Mixhuca en una palpitante felicidad. El cantante descendía en despedida inexorable con “Shy Away” y “Trees”. Los berridos y aplausos masivos, dibujaban los recuerdos eternos del Corona Capital 2021 bajo la genialidad de los chicos de Twenty One Pilots, concluyendo la pachanga más allá de la media noche.  

La celebración del mismo modo gozó de momentos gloriosos con la francesa Jehnny Beth, los rockeros británicos Royal Blood y la cantante noruega Aurora Aksnes. El Corona Capital confabuló un regreso ansiado por músicos, fans y toda la maquinaria de la industria, en espera de la próxima edición en 2022.

 

Comentarios