LIBROS

Presentan libro sobre pintor y muralista Jorge Chávez Carrillo

Fallecido en julio de 2011 a los noventa años de edad, el artista colimense alcanzó a ver terminada una primera versión de la obra.
viernes, 26 de noviembre de 2021

COLIMA, Col. (apro).- Producto de una investigación iniciada hace casi tres décadas, fue presentado en esta ciudad el libro “Jorge Chávez Carrillo: Vida y obra de un artista de vanguardia de México del siglo XX”, editado por la Universidad de Colima, cuyas autoras son la crítica de arte Blanca Garduño y Marcela Chávez Ramírez, hija del pintor.

En el evento, realizado en un espacio de la Pinacoteca Universitaria, participaron como comentaristas las expresidentas del Seminario de Cultura Mexicana corresponsalía Colima Mónica Ríos Silva y Xóchitl Trujillo Trujillo, así como Ernesto Terríquez Sámano, presidente honorario vitalicio de esa asociación.

Fallecido en julio de 2011 a los noventa años de edad, el artista colimense alcanzó a ver terminada una primera versión de la obra y la firmó con la advertencia: “Apúrense, estoy satisfecho con el trabajo, pero ya tengo las maletas hechas. Solo pido que me dejen participar en la portada”.

Durante la presentación del libro, Blanca Garduño comentó que del abanico de fotografías que le habían tomado los fotógrafos radicados en Colima, escogió una de Héctor Boix y “once días después de firmar el texto, dejó el plano terrenal y pasó a otra dimensión. El libro terminado ya no lo conoció; este continuó en diseño y ajustando información”.

Chávez Carrillo nació en la ciudad de Colima el 9 de enero de 1921, estudió en la Escuela Normal de Educación Física, la Escuela Nacional de Artes Plásticas San Carlos, la Escuela de Pintura y Escultura La Esmeralda, y en el Taller de Integración Plástica del Instituto Politécnico Nacional, además de que fue alumno del pintor Alfonso Michel.

Algunas de sus obras fueron expuestas en México y en las principales ciudades de otros países, como Río de Janeiro, Zurich, Berlín Occidental y Washington, mientras que sus murales más importantes están en el Palacio de Gobierno de Colima, en el aeropuerto internacional de Manzanillo, en el vestíbulo de la Universidad de Colima, en la Presidencia Municipal de Villa de Álvarez, en la escuela Carlos Oldenbourg y en el Museo Universitario de Arqueología en Manzanillo.

Blanca Garduño comentó que su investigación sobre el muralista se inició desde 1994, antes de que ella radicara en Colima, cuando era directora del Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo del Instituto Nacional de Bellas Artes, por lo que hasta la fecha lleva 27 años estudiándolo.

Chávez Carrillo, de quien este año se conmemora el centenario de su natalicio, es definido por Garduño como un personaje “todo terreno”, a quien su relación con los intelectuales, artistas y políticos en la Ciudad de México le ayudó a crecer.

La crítica de arte comentó que, a su regreso a Colima, el artista plástico se volvió promotor de escuelas de arte y de instituciones culturales como el Seminario de Cultura Mexicana, lo que sumado a su trabajo artístico, “fue una llave para accionar Colima en lo político, social y cultural”.

Por su parte, Marcela Chávez, coautora del libro, dijo que hablar de la vida de su padre “es hablar de cultura y arte, de cimientos sólidos adquiridos de ilustres personajes, que le dieron la base para dejar huella a su paso por distintos ámbitos”.

Refirió que el aprendizaje artístico de Jorge Chávez Carrillo se debió a maestros y figuras emblemáticas del arte de esa época como Manuel Rodríguez Lozano, Enrique Assad Lara y Antonio M. Ruiz, quienes contribuyeron a formar su esencia artística, mientras a Agustín Lazo Adalid lo consideraba su maestro estrella.

También se formó con Federico Heraclio Cantú Garza, Diego Rivera, Jesús Guerrero Galván, Esteban Francés Cabrera, Frida Kahlo y Francisco Zúñiga Chavarría, pintores correspondientes a la época contemporánea.

Marcela Chávez describió a su padre como un hombre polifacético, “formado con los rescoldos del porfiriato, pero también con los pensamientos filosóficos del educador José Vasconcelos, a quien siempre leyó”.

Más de

Comentarios