Vicente Fernández

"La ley de monte", la película más conocida de Vicente Fernández

Basada en la novela “El niño de la bola” (1880), del escritor español Pedro Antonio de Alarcón. Acompañan a Fernández, Patricia Aspíllaga, Rosenda Bernal, Narciso Busquets, Carlos Cardán, Elsa Cárdenas, Julio Alejandro Lobato, Delia Peña Orta, Rodrigo Puebla y Julián Soler.
domingo, 12 de diciembre de 2021 · 16:44

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).–A principios de los años setenta del siglo XX --justo cuando empezó una nueva época para el cine mexicano con importantes debutantes directores-- el cantante jalisciense Vicente Fernández (fallecido hoy) inició su carrera actoral en la pantalla grande.

Su primer largometraje fue “Tacos al carbón” (1972), escrita y dirigida por Alejandro Galindo, con Ana Martín, Adalberto Martínez “Resortes”,  David Silva, Fernando Soto “Mantequilla” y Sergio Ramos “El Comanche”.

En total protagonizó 34 filmes, la mayoría musicales rancheros, de los cuales el más taquillero fue “La ley del Monte” (1976), que filmó Alberto Mariscal, y lleva el título de la canción que escribió el intérprete y compositor José Ángel Espinoza “Ferrusquilla”, pero la historia --escrita por Rafael García Travesi-- está basada en la novela “El niño de la bola” (1880), del escritor español Pedro Antonio de Alarcón. Acompañan a Fernández, Patricia Aspíllaga, Rosenda Bernal, Narciso Busquets, Carlos Cardán, Elsa Cárdenas, Julio Alejandro Lobato, Delia Peña Orta, Rodrigo Puebla y Julián Soler.

En la trama, para sellar su juramento de amor un niño y una niña graban sus nombres en una penca, los padres de la niña desprecian al padre del niño por haberse casado con una mestiza, pero a su vez ambicionan los terrenos que éste posee.

Después de un incidente entre los padres estos se retan a muerte siendo asesinado a traición el padre del niño, quien posteriormente tiene que ir a vivir con un cura. Al paso de los años el niño se hace hombre y deseoso de luchar por la justicia se enrola en las filas revolucionarias, pero un día regresa al mismo lugar donde estaba aquel árbol y se encuentra que aquella niña, ya hecha mujer, y reanudan su amor.

Sin embargo, en poco tiempo debe dejarla nuevamente pues tiene que regresar con la revolución para finalmente quedar decepcionado cuando al regresar ya ella está casada con otro hombre. Además, el disco de este relato fílmico fue muy vendido.

Las cintas del también conocido “El Charro de Huentitán” o “Chente” se hicieron más populares al ser proyectadas en la televisión, aunque los críticos de cine nunca lo destacaron como un buen actor. Él intentó que sus películas --que casi todas las produjo el mismo-- contarán con un elenco reconocido y directores con trayectoria.

Tras “Tacos al carbón” rodó “Tu camino y el mío” (1973), de Chano Ureta. Con Blanca Sánchez, Gregorio Casal y Fernando Soto. En “Uno y medio contra el mundo” (1973), de José Estrada, laboró con Ofelia Medina y Rocío Brambila.

Para “Entre monjas anda el diablo” (1973), de René Cardona, invitó a Sara García y Angélica María . En “Crónica de un amor” (1974), de Toni Sbert, actúan Jacqueline Andere, Julián Pastor, Jorge Rivero y Gonzalo Vega.

Siguió rodando con René Cardona: “Jalisco nunca pierde” (1974), con Susana Dosamantes, y “El hijo del pueblo” (1974), con Sara García y Lucía Méndez. Enseguida, lo volvió a dirigir José Estrada en “El albañil” (1975), donde actúa la cantante Manuella Torres.

Continuó con las cintas “Juan Armenta, el repatriado” (1976), de Fernando Durán, donde otra vez está Lucía Méndez; “Dios los cría” (1977), de Federico Curiel, con Alicia Encinas; “Picardía mexicana” (1978), de Abel Salazar, con Jaqueline Andere, Luis de Alba, “Resortes”, Alejandro Fernández y Héctor Suárez, y “El arracadas” (1978), de Alberto Mariscal, donde intervienen Fernando y Mario Almada y Patricia Rivera.

Luego  hizo“El tahúr” (1979), de Rogelio A. González, con Amparo Muñoz.

Rafael Villaseñor Kuri lo dirigió más. Hicieron mancuerna en “Picardía mexicana 2” (1980), igual con Héctor Suárez; “El coyote y la bronca” (1980), con Blanca Guerra y Angélica Vale; “Como México no hay dos” (1981), con Blanca Guerra, Héctor Suárez y Maribel Guardia; “Juan Charrasqueado y Gabino Barrera” (1982), con Blanca Guerra; “Todo un hombre” (1983), con Amparo Muñoz y Felipe Arriaga; “Una pura y dos con sal” (1983), con Blanca Guerra; “Un hombre llamado el diablo” (1983), con Antonio de Hud y Manuel Ojeda, y “El sinvergüenza” (1984), con Blanca Guerra y Guillermo Murray; “Acorralado” (1984), con Julieta Rosen; “Matar o morir” (1984), con Pedro Armendáriz Jr.; “El embustero” (1985) con Patricia Rivera; “Sinvergüenza… pero honrado” (1985), con Blanca Guerra; “El macho” (1987), con Eulalio González “El Piporro”; “El diablo, el santo y el tonto” (1987), con Sasha Montenegro; “Entre compadres te veas” (1988), con “El Piporro”; “El cuatrero” (1989), con Mario Almada y Maribel Guardia; “Por tu maldito amor “(1990), con Sonia Infante y Josefina Echánove, y “Mi querido viejo” (1991), con Alejandro Fernández y Manuel Ojeda.

Otras películas fueron: “Dos de abajo” (1983), de Gilberto Gazcón, aquí Vicente Fernández salé como extra con Valentín Trujillo, Andrés García, Blanca Guerra y Patricia Rivera. “Ni Chana, ni Juana”, de Tito Novaro, actua con María Elena Velasco.

En el Paseo de la Fama de Hollywood hay una estrella con su nombre, que develó el mismo Vicente Fernández hacia 1998. Y en septiembre pasado se dio a conocer que el actor Jaime Camil recreará a Vicente Fernández en la historia de su vida. Será una producción de Caracol y Netflix.

Comentarios