Violencia de género

Marilyn Manson, acusado de abuso sexual por Evan Rachel Wood

"Me lavó el cerebro y me manipuló hasta el sometimiento", dice la actriz sobre su relación con el cantante, a quien señaló como acosador desde su cuenta de Instagram. Tras darse a conocer la denuncia, el sello discográfico del rockero dio por terminado el contrato.
lunes, 1 de febrero de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En 2007 Marilyn Manson lo tenía todo, fama internacional, dinero y más fama producto de una trayectoria musical en el metal-alternativo que supo explotar acompañada de una imagen hecha a medida. Basta googlear su nombre en internet para tener una muestra.

Por ello, cuando el cantante dio a conocer su relación personal con la entonces joven actriz en ascenso Evan Rachel Wood, a la que le llevaba 19 años, muy pocos se atrevieron a increpar la relación.

Sin embargo, a 10 años de distancia de esa relación, Wood lo reveló este lunes como su abusador, después de que varias mujeres no relacionadas todas con el mundo del espectáculo –Ashley Walters, Sarah McNeilly y Ashley Lindsay Morgan– dieran a conocer relatos de violencia por parte de Marilyn Manson, cuyo nombre real es Brian Hugh Warner), acompañados de mensajes y fotografías.

Aunque cabe mencionar que algunas de las experiencias que se colocaron en redes sociales se acompañan de fotografías de partes del cuerpo con huellas de marcas, sin que Marylin Manson aparezca necesariamente en ellas.

Manson y Wood estuvieron juntos por tres años, entre 2007 y 2010 y frecuentemente se les veía juntos de manera pública. La actriz fue testigo del éxito del disco Eat me, drink me (2005) y de parte de la creación del volumen The high end of low (2008-2009) de Manson, al tiempo en que ella realizó diversas trabajos en filmes como la multigalardonada Across the universe, Battle for terra, El Luchador (del director Darren Arofnosky) y Si la cosa funciona, esta última dirigida por Woody Allen, que la catapultaron durante esa década en la industria de Hollywood.

Relato de abusos

Tras el rompimiento, Wood rara vez habló públicamente sobre su relación con Manson, hasta que en 2019, cuando se unió al movimiento #IAmNotOk (No estoy bien), ligado al #MeToo (Yo También) en relación al abuso psicológico-sexual en Hollywood, reveló a través de una cuenta twitter (que ya dio de baja) una foto de una sesión publicitaria con un mensaje sobre una relación de dos años con un abusador:

“El día de esta sesión fotográfica estaba tan debilitada por una relación abusiva. Estaba demacrada, muy deprimida y apenas podía mantenerme de pie. Caí en un charco de lágrimas y me enviaron a casa el resto del día ".

“Dos años después de mi relación abusiva, recurrí a autolesiones. Cuando mi abusador me amenazaba o me atacaba, me cortaba la muñeca como una forma de desarmarlo. Solo hizo que el abuso se detuviera temporalmente. En ese momento estaba desesperada por detener el abuso y estaba demasiado aterrorizada para dejarlo. #NoEstoyBien."

A poco más de un año, este día, Wood reveló a Manson como su abusador a través de Instagram:

“El nombre de mi abusador es Brian Warner, también conocido en el mundo como Marilyn Manson. Comenzó a acosarme cuando era adolescente y abusó horriblemente de mí durante años.

“Me lavó el cerebro y me manipuló hasta el sometimiento. He dejado de vivir con miedo a represalias, calumnias o chantajes. Estoy aquí para exponer a este hombre peligroso y llamar la atención sobre la industria que se lo ha permitido antes de que arruine una vida más.

“Me pongo del lado de las muchas víctimas que decidieron ya no guardar silencio”.

El año pasado, Manson dio una entrevista a la revista estadunidense Metal Hammer, misma que culminó abruptamente cuando el reportero le pregunto sobre el mensaje de Rachel Wood relativo a la sesión fotográfica, mismo que iba acorde a las fechas en las que salió con el cantante (2007-2010). Más tarde el publicista de Manson emitió un comunicado sobre el tema en donde se refirió que Wood había salido con distintas personas.

También recordó un episodio de una entrevista que Manson dio a la revista Spin en 2009 en donde el artista expresó que tenía una relación con Evan Rachel Wood en donde se cortaba la piel cada vez que su pareja le colgaba el teléfono, llegando a realizarse hasta 158 marcas en la piel, y fantasear con romperle la cabeza con un mazo.

Sobre esto también refirió el agente:

“Los siguientes puntos tienen que ver con los comentarios que hizo Manson en la revista Spin de 2009: Su confusión sobre la línea del tiempo es extremadamente preocupante (refiriéndose al cuestionamiento de Metal Hammer). Los comentarios en Spin sonde Manson tenía la fantasía de usar un mazo en Evan y se cortaba 158 veces era obviamente una entrevista teatral de una estrella de rock que promocionaba un nuevo disco, y no un relato fáctico. El hecho de que Evan y Manson se comprometieran seis meses después de esa entrevista indicaría que nadie se tomó ese relato de manera literal”.

El publicista culminó con algunos extractos de entrevistas en donde Wood hablaba sobre el aprecio que le tenía a Manson por todo lo que le enseñó a lo largo de su relación.

Por lo pronto, Wood ha recibido miles de mensajes de apoyo a través de redes sociales, incluidos palabras por parte de actrices como Rose McGowan (figura altamente relacionada con el #MeToo en Hollywood y una de las primeras en señalar al productor Harvey Weinstein), Selma Blair, Anna Paquin, Melissa Benoist, Ilana Grazer e histriones como Josh Gad y Zane Carney.

Hasta el cierre de esta nota, el sello discográfico asociado a Manson, Loma Vista Recordings, decidió terminar su relación laboral con el cantante a través de un breve comunicado:

“A la luz de las alegaciones perturbadoras de abuso por parte de Evan Rachel Wood y otras mujeres señalando a Marilyn Manson como su abusador, Loma Vista cesa cualquier promoción relativa a su más reciente álbum con efecto inmediato. Debido al desarrollo, y todo lo concerniente al respecto, también hemos decidido no trabajar con Marilyn Manson en cualquier proyecto futuro”.

 

Comentarios