Entretenimiento

Cinemex desactiva cartelera en web y app; solo hay siete películas para autocinema

Poder informó que Germán Larrea, dueño de Cinemex, fue uno de los empresarios que más ganó en 2020, con sus minas de cobre que se declararon actividad esencial durante la pandemia.
jueves, 18 de febrero de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– Cinemex, fundada en 1993, la segunda marca de cines más grande del país –la primera es Cinépolis--, con 351 complejos de cine y 3 mil 94 pantallas en 104 ciudades mexicanas, donde laboran más de 14 mil empleados, ha padecido la crisis por la pandemia de covid-19 y, poco a poco, ha ido cerrando sus operaciones.

Es el caso de la página de internet https://cinemex.com/ y la app que ya no ofrecen cartelera para ningún complejo, solo para el servicio de autocinema en Expo Santa Fe, donde hay disponibles hasta el 24 de febrero de siete películas en exhibición: “Mujer Maravilla”, “Presencias Malditas”, “El futuro no es lo que solía ser”, “Terror en el aire”, “Érase una vez”, “la familia de Pie Grande” y “Tom & Jerry”.

El 11 de febrero, Cinemex, propiedad del multimillonario Germán Larrea, cerró más de 140 cines de manera indefinida y trabajaba con los bancos BBVA, HSBC, Banco Santander y Bank of Nova Scotia, para restructurar su deuda que asciende a 230 millones de dólares que incluye un préstamo de 4 mil 50 millones de pesos y otro de 640 millones de pesos que se vencen en marzo de 2023.

Cinemex Holding USA se declaró en quiebra en 2020, pero salió a flote tras renegociar algunos contratos de alquiler. En agosto del año pasado, algunos cines abrieron de manera parcial, pero la cadena no obtuvo ganancias por las películas proyectadas y tuvo que cerrar 200 salas, es decir, el 58% de los complejos de la cadena de cines.

“Después de que la pandemia de Covid-19 cerrara las salas de cine en todo el mundo el año pasado, Cinemex inyectó dinero en efectivo en su negocio para seguir operando y mantuvo el pago de intereses incluso cuando los nuevos estrenos de Hollywood se agotaron, señalaron las personas que pidieron no ser identificadas porque las conversaciones son privadas”, informó Bloomberg.

Ese mismo día, Cinépolis publicó un comunicado en sus redes sociales para informar que mantendrían abiertas sus puertas, aunque esta industria ha sido una de las más afectadas por la crisis sanitaria.

“Toda nuestra solidaridad y respeto están con nuestros competidores en estos momentos. Nos entristece la desesperante situación que nuestra industria enfrenta. No podemos más que reiterar que el cine es un lugar seguro y esperar que los mexicanos regresen a los cines para que, con su empatía, apoyo y cariño logremos salvar esta gran industria mexicana.”

Un día antes, el 10 de febrero, la Organización de la Sociedad Civil (OSC) Poder informó que Germán Larrea, dueño de Cinemex, fue uno de los empresarios que más ganó en 2020, con sus minas de cobre que se declararon actividad esencial durante la pandemia.

Algunos usuarios culparon a la imposición de cierre de sucursales debido a la pandemia de covid-19, aunque consideraron que no fue por la crisis sanitaria, sino por ideas de los políticos.

Otros lamentaron la situación porque este cine era más barato que Cinépolis.

 

Comentarios