Teatro

Premio Nacional de Dramaturgia Saltillo

"Punkaland, la tierra prometida", es la obra escrita por Isabel Quiroz, y se adentra en la intimidad de tres jóvenes que vivieron el terremoto del 7 de septiembre de 2017 en la ciudad de Tehuantepec, que cambió radicalmente sus vidas.
martes, 2 de febrero de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Punkaland, la tierra prometida, es la obra premiada en la primera emisión del Premio Nacional de Dramaturgia Saltillo, “Teatro testigo de la vida”. La obra, escrita por Isabel Quiroz, se adentra en la intimidad de tres jóvenes que vivieron el terremoto del 7 de septiembre de 2017 en la ciudad de Tehuantepec, que cambió radicalmente sus vidas.

Una célula conformada por tres amigos da luz y oscuridad al universo de seres marginados y estigmatizados en su comunidad y que, juntos, comparten su pasión por la música y el anhelo de superarse y salir –como sea – de su lugar de origen para estudiar, trabajar y cambiar el rumbo de su destino. Tres jóvenes que desde su infancia se refugian en una cueva del barrio de Lieza, en Santo Domingo, Oaxaca, para aislarse del mundo y, con guitarra en mano y música de Jhonny Cash, reforzar su unión.

Isabel Quiroz (1988), originaria del Istmo de Tehuantepec y egresada de la Facultad de Teatro de la Universidad Veracruzana, refleja en su obra variantes lingüísticas del zapoteco para dar el sabor de los orígenes, y lo mezcla con el inglés de la música country, cuyo personaje icónico es el ídolo de este grupo de jóvenes, quienes lo escuchan por medio de una vieja casetera. Incluye, en esta partitura musical rolas o estrofas de un grupo de punks que está en escena para intercalarlas con las historias de los personajes.

La autora, con habilidad dramatúrgica y libertad conceptual, construye un andamiaje que disloca el tiempo y los espacios. Job, Eli y Zofar viven en presente siete días antes y siete días después del terremoto, y traen a la memoria momentos de su infancia que fueron afectando y obstruyendo su capacidad de expresión. Son tristes sus historias y diferente el carácter de cada uno de ellos.

La complejidad en la estructura de la pieza parte del libro de Job de la Biblia en el que, a través de un personaje, concentra la pérdida progresiva de todo lo que le rodea. El joven Job de Punkaland, la tierra prometida tiene una enfermedad que le va impidiendo el movimiento y su capacidad auditiva. Pierde a los seres que más quiere y desde ahí cuenta su historia en tres tiempos.

La obra, seleccionada entre 170 textos por el jurado conformado por Rocío Galicia, Fernando de Ita y Cutberto López, muestra con sensibilidad tanto las particularidades de vida de un grupo de jóvenes segregados, como el contexto de su comunidad: lo que se vive en un estado de emergencia, como lo es un temblor: la ayuda llega tarde, o no llega, o es acaparada y desviada de su destino; la forma en que los habitantes han perdido sus casas y a su gente, y cómo el saqueo y la búsqueda de alimentos para no dejarse morir vienen acompañados de la represión y el abandono.

Punkaland, la tierra prometida, de Isabel Quiroz, es una obra contundente que se arriesga a buscar estructuras fraccionadas, que trasciendan la linealidad de la narración y lleva, por rutas alternas, a hablar de lo nuestro.

Más de

Comentarios