Artes Visuales/Hoy

Papel amate/Museo Nacional de Culturas Populares

El Museo Nacional de Culturas Populares permite a sus visitantes presenciar la exposición "Nzahki. Espíritus de la milpa", en la sala María Sabina.
sábado, 24 de abril de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).– El Museo Nacional de Culturas Populares, bajo los protocolos de cuidado frente al covid-19, permite a sus visitantes presenciar la exposición Nzahki. Espíritus de la milpa, en la sala María Sabina.

El papel amate, que es fabricado con cortezas internas del árbol jonote blanco y rojo (ficus y morus), es uno de las principales actividades, tanto ceremoniales como comerciales del municipio de Pahuatlán, ubicado en la Sierra Norte de Puebla.

La comunidad indígena realiza este trabajo desde la época prehispánica llamado Bité, que en otomí significa "al pie del cerro".

San Pablito es una comunidad dedicada a la agricultura, con cultivo de maíz, cacahuate, caña de azúcar, café y árboles frutales. Pero la fabricación del papel amate es una actividad central en sus rituales, ya que en la cosmovisión otomí el mundo se encuentra poblado por los “nzahki”, espíritus o fuerzas vitales que poseen todos los seres naturales y sobrenaturales, y a quienes se les hacen ofrendas y ceremonias a través del Badí.

Por ello resulta sumamente interesante acercarse a este universo iconográfico para entender el Badí, brujo o curandero que significa “El que sabe”.

La comunidad realiza un ritual, que se considera el más significativo, en la milpa. La ceremonia se hace para bautizar a las semillas, que favorecerá y protegerá la siembra, así como agradecer una buena cosecha.

La ceremonia consiste en que el Badí recorta figuras en papel amate o papel de china de colores, que son lo que representan cada semilla de cultivo. Cada corte realizado por el brujo dota a las figuras de papel de un poder simbólico curativo o propiciatorio.

Este papel, extraído del árbol de jonote (al cual se le quita la corteza y se deja remojar en cal, y que con ayuda de la ceniza se flexibiliza y, ya suave se aplasta para formar el pliego), es tratado además con sosa cáustica para reducir el tiempo de hervido. Existe un interés por conservar este papel, aunque se utilicen técnicas para el teñirlo de otros colores.

Esta muestra ha sido dividida en dos partes; por un lado, se exhibe el recortado ceremonial en la milpa, y el segundo es la propuesta del papel amate como objeto artesanal y decorativo que ocurrió hacia los años setentas del siglo XX, por lo cual ha podido ser exportado de manera significativa. 

Estamos frente a la confirmación de la importancia sigue teniendo el papel amate y como sigue formando parte de nuestras manifestaciones artesanales y artísticas. En el pueblo de San Pablito se encuentra un museo de sitio que resguarda sus tesoros.

El Museo Nacional de Culturas populares se encuentra en Hidalgo 289. Col. de Carmen, C. P. 04100, en el Centro Histórico de Coyoacán.

Comentarios