Patrimonio cultural

Otorgan en Roma el premio Ohtli al mexicano-español José Ramón Dosal Noriega

Por su parte, Dosal Noriega aprovechó el acto para hablar de las dificultades que enfrenta el sector cultural a causa de la pandemia.
viernes, 30 de abril de 2021

ROMA (apro). — El mexicano-español José Ramón Dosal Noriega, consejero delegado de la Fundación Música para Roma desde 2015 hasta el año pasado, recibió este viernes el premio Ohtli, el galardón que México concede a sus ciudadanos que destacan por sus trayectorias en el exterior.

El premio, otorgado por el Instituto de los Mexicanos en el Exterior y entregado por la embajada de México en Roma, cuyo máximo responsable es el embajador Carlos García de Alba Zepeda, fue entregado en una ceremonia que se llevó a cabo en la capital italiana, a la que acudieron autoridades de este país y de España. La razón de esto último es que Dosal Noriega nació en Ciudad de México en 1962 de una familia originaria de España.

El reconocimiento fue otorgado a Dosal Noriega “por su trabajo y esfuerzo durante muchos años ya, por su decidido y firme apoyo a numerosos jóvenes emprendedores, creadores y artistas mexicanos, José Ramón encarna plenamente el significado, la esencia de este reconocimiento”, afirmó el embajador García de Alba Zepeda durante la ceremonia.

“El emprendimiento, la cultura, el arte y el deporte han sido los pilares de su carrera”, añadió el diplomático, al recordar que Dosal Noriega fue también delegado permanente del Instituto Mexicano del Café en España, subdirector de Mercados Emergentes del Banco Español de Crédito y director general del Palacio de Deportes de la comunidad de Madrid.

Momento difícil

Por su parte, Dosal Noriega aprovechó el acto para hablar de las dificultades que enfrenta el sector cultural a causa de la pandemia.

“Es uno de los momentos más difíciles de la historia para la cultura. Creo que lo que debemos hacer todos es encontrar la manera que, con el máximo respecto de las reglas de convivencia y sanidad, encontremos la manera de sacrificar los beneficios económicos para sacar adelante la cultura”, dijo Dosal Noriega, en declaraciones a Proceso.

“No podemos dejar de hacer cultura si no sale rentable. Tenemos que trabajar para la cultura porque, específicamente en el caso de México, es una de las señas de identidad de la sociedad”, añadió el empresario, que a su vez realizó un homenaje a su esposa, Gabriella, durante su discurso de agradecimiento por el reconocimiento.

En esta línea, el hilo conductor del acto fue el aporte dado por Dosal Noriega a las comunidades en el exterior, y su desempeño como administrador de diversos centros artísticos y culturales en el mundo.

Entre otros, Dosal Noriega fue consejero delegado de la Corporación Interamericana de Entretenimiento, donde fue responsable de producciones musicales como la Bella y la Bestia y el Fantasma de la Ópera, y para teatros en España y Argentina, como el Lope de Vega de Madrid, el Coliseo de Buenos Aires y el Barcelona Teatre Musical.

Buenos números

Ya en Italia, el empresario llegó a ocupar el puesto de consejero delegado de la Fundación Música para Roma en junio de 2015, tras ser elegido de entre 141 candidatos y contar con el apoyo del entonces alcalde de Roma, el cirujano Ignazio Marino.

Durante su mandato, Dosal Noriega acabó en la mira de la prensa italiana por su alto sueldo (unos 230,000 euros al año, según la Repubblica) como consejero delegado, pero también destacó por tener las cuentas de Fundación Música para Roma con el balance positivo, a la vez de que el número de espectadores, hasta antes de la pandemia, se mantuvo en unos 500,000 al año.

A la ceremonia de este viernes también participaron el embajador español ante Italia, Alfonso Dastis; la directora y actual consejero delegado de la Fundación Música para Roma, Claudia Mazzola y Daniele Pitteri, así como otras autoridades políticas e institucionales italianas. El de este viernes fue el cuarto premio Ohtli otorgado en Italia. Dosal Noriega actualmente vive en Madrid.

Comentarios