Museo Universitario del Chopo

Desobediente, la plataforma que resguarda la memoria del Museo del Chopo

El Museo Universitario del Chopo llevó a la página "Desobediente" el acervo documental de los proyectos editoriales, musicales, de arte y cultura en general independientes que han formado parte de su historia.
sábado, 1 de mayo de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Con el título ‘Desobediente’, el Museo Universitario del Chopo abre, a través de una página de internet, el acervo documental de los proyectos editoriales, musicales, de arte y cultura en general independientes, no oficiales y underground que han formado parte de su historia.

El repositorio digital es un ejercicio de memoria y “será un instrumento para reconocer y replicar las prácticas que apuntan a construir un archivo distinto, abierto, dispuesto a la colaboración y a la puesta en común, que trabaje activamente en conservar y difundir la memoria de todxs. Dado que el Museo del Chopo ha tenido un carácter históricamente abierto, en el que se han albergado las disidencias culturales y políticas de diverso tipo, es importante contar con un instrumento de consulta de sus historias”, apuntó.

El proyecto, que puede consultarse en la página de internet http://archivodesobediente.chopo.unam.mx/index.php, estará en permanente construcción y abierto a la consulta de investigadores y público en general. A través de un comunicado, la Coordinación de Difusión Cultural de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) destaca que son pocos los museos mexicanos “que cuentan con una herramienta de este tipo, por lo que se abre la posibilidad de compartir la experiencia ganada, con aquellos que tengan interés en el desarrollo de plataformas similares”.

El acervo de este recinto inaugurado el 25 de noviembre de 1975 y dirigido actualmente por José Luis Paredes ‘Pacho’, se divide en tres apartados: Fondo Histórico, Colecciones Heterodoxias y Fanzionoteca. En el primero se presentan los materiales producto de actividades artísticas y culturales que el museo organizó desde su creación hasta fechas recientes. Se incluyen documentos sobre el origen del edificio, Palacio de Cristal, cuya historia se remonta a los primeros años del siglo XX.

El segundo es el resultado de la colaboración entre coleccionistas y el museo para la recuperación de colecciones correspondientes a los años ochenta y noventa del siglo pasado, independientes entre sí, pero con el común de haber sido parte de la escena cultural alternativa de México. Se encuentra en esta sección el diseño gráfico de Mongo, los documentos del Tianguis Cultural del Chopo y el archivo personal del músico Jorge Reyes (1952-2009), entre otros.

En cuanto a la Fanzinoteca, se explica que también contó con la colaboración de coleccionistas y productores. Recopila y reconoce la práctica de la autopublicación y presenta fanzines de la colección de Álvaro Detor “El Toluco”, el cómic alternativo e irreverente de Ediciones ¡Joc-Doc!, así como una colección alimentada por donadores.

El comunicado de Difusión Cultural explica también que el software de la plataforma digital es de código abierto Collective Access, acompañado del modelo de datos CDWA (Categories for the Description of Works of Art), que “permite seguir buenas prácticas de catalogación y descripción de objetos culturales y obras de arte”,

Y agrega que ello permitirá responder en el futuro a las exigencias de disponibilidad, operatividad, publicidad, estabilidad y sostenibilidad.

Remata: “‘Desobediente’ es un archivo único, valioso y necesario para construir la memoria de las prácticas culturales alternativas de las últimas décadas de la Ciudad de México”.

Comentarios