Museos

"Madonas", pinturas de Luis Y. Aragón

Madonas es el nombre de la muestra exhibida en la sala central del Museo Casa Chihuahua, conformada por 40 pinturas de mediano formato, serie realizada con técnicas mixtas durante el enclaustro de la pandemia.
sábado, 15 de mayo de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El artista Luis Y. Aragón (1930) inaugura su exposición más reciente en el Museo Casa Chihuahua Centro de Patrimonio Cultural.

Este edificio de principios del siglo XX se ubica en el centro de la capital de Chihuahua que antes ocupó la oficina de correos, afortunadamente adaptado para resguardar y promover el vasto patrimonio artístico del estado.

Madonas es el nombre de la muestra exhibida en la sala central del recinto, conformada por 40 pinturas de mediano formato, serie realizada con técnicas mixtas durante el enclaustro de la pandemia.

El tema ha ocupado el universo creativo del artista desde hace mucho tiempo. Cuenta que desde que viajó a Perú en los años ochenta, la presencia de la Pachamana (la madre tierra) fue un detonante para su investigación creativa, hasta llegar a lo que hoy comparte en Madonas.

Además, de acuerdo con lo dicho por el pintor, concretó un encargo desde Italia de una escultura dual de la Virgen María y la Pachamama de tres metros, en fibra de vidrio, que podría considerarse como la pieza que da vida a la exposición.

Con un lenguaje propio y sólido, Aragón se adentra en este que es uno de los temas característicos de la pintura a lo largo de la historia, que sigue latiendo, y que lleva al artista a la reflexión escrita de que estas obras son la confirmación de que “el ente humano crece física y mentalmente vinculado al ser que le dio vida y que después del parto lo protege y lo sigue cuidando", al igual que las teorías científicas, históricas y culturales, todas ellas un componente atractivo que no sólo le dan un soporte formal sino conceptual.

Abordar el tema, a pesar de la saturación que a lo largo de su vida ha tenido con esta representación, comenta Luis Aragón, sigue ejerciendo sobre él una inquietud y curiosidad creativa, pues las resoluciones pictóricas son el motor para seguir investigando.

La propuesta de realizar la obra de manera monocromática y con una paleta restringida hacia los tonos de la tierra, así como la piedra y el referente de las antiguas pinturas europeas, permiten al artista esta investigación formal que lo acerca a un interés por el lenguaje y los códigos esenciales de la pintura.

Ello es una prueba de que partir del conocimiento del lenguaje se puede abordar cualquier tema, convirtiendo la obra en un universo atractivo y propositivo.

La trayectoria de Luis Aragón es larga dentro y fuera de nuestro país, y su trabajo ha estado vinculado a su activismo político; cuenta con investigaciones arqueológicas para el Centro Ceremonial Otomi, ubicado en las faldas del Nevado de Toluca, además de haber incursionado en la obra monumental y escultórica Fue además director del Salón de la Plástica Mexicana. Todo ello, material que seguramente plasmará en sus memorias, que actualmente se encuentra escribiendo.

La muestra permanecerá abierta hasta el 21 de mayo en el Museo Casa Chihuahua, ubicado en la Calle Libertad 901 (antes oficina de correos), ciudad de Chihuahua, CP 31000, teléfonos (52), teléfonos (614) 429‑3300 extensiones 11702, 11725 y 11734. Fax: (52) (614) 410‑4898. (http://www.casachihuahua.org.mx).

Comentarios