Cine

"Tierra nómada"

Con Nomadland (Estados Unidos, 2020), Chloé Zhao convierte el libro "Tierra Nómada" en una ficción centrada en un personaje principal, Fern (Frances McDormant), una mujer de sesenta y tantos años, recién viuda, que vive y viaja en su camioneta (Van) como auténtica nómada.
domingo, 16 de mayo de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (proceso).- El ensayo periodístico de Jessica Bruder, Tierra Nómada: sobreviviendo en América en el siglo XXI, indaga en el estilo de vida que han adoptado las víctimas colaterales del colapso financiero del 2008; hombres y mujeres de la llamada tercera edad, que viven en sus campings o camionetas y viajan a lo largo del territorio norteamericano en busca de trabajo temporal, los llamados vandwellers.

Luego de ver El jinete (The Rider), la estupenda y mal distribuida cinta de Chloé Zhao, Fraces McDormant y Peter Spears entendieron que esta realizadora china-americana poseía la inteligencia y la compasión necesaria para orquestar las voces y la fuerza de vida que Bruder capta en su estudio. Zhao conoce a fondo la cultura estadunidense, y su origen chino le otorga una perspectiva diferente, encrucijada que le ha valido la censura de China.

Con Nomadland (Estados Unidos, 2020), Chloé Zhao convierte el libro en una ficción centrada en un personaje principal, Fern (Frances McDormant), una mujer de sesenta y tantos años, recién viuda, que vive y viaja en su camioneta (Van) como auténtica nómada, al ritmo del clima y de las estaciones; la polifonía del ensayo original, presencia y relatos de personas de 60 años en adelante que adoptaron esta forma de subsistencia, se incorpora con los encuentros constantes de otros personajes que cuentan sus historias, pocos actores profesionales pues la mayoría se interpretan a sí mismos.

Fern se declara sin casa, no indigente –como aclara cuando unos amigos le proponen rescatarla y llevarla a vivir con ellos–, ella prefiere valerse por sí misma y ser libre; más allá de la desilusión del sueño americano, la precariedad económica, la vastedad y la melancolía del paisaje, para Fern, junto con aquellos que abrazaron esta cultura nómada, lo importante es el nuevo sentido de vida que lograron encontrar cuando ya todo estaba perdido, sin familia, abandonados por las instituciones. Pero no hay lugar para el melodrama; cuando Fern decide no adoptar a ese perrito que le ofrecen como compañía, queda claro que no se trata de un melodrama con Meryl Streep.

Algunos espectadores esperan una declaración más abierta contra la política económica americana, un crítico se queja por la falta de claridad sobre los motivos y el fondo del alma de Fern, como si el trabajo actoral de McDormand no hiciera evidente la desazón interna que contrasta con el entusiasmo vital para disfrutar la vastedad del horizonte y el encuentro con la humanidad de esos marginales que han creado una nueva cultura. El mundo que conocía Fern se desbarató, su esposo murió de cáncer, la ciudad de trabajadores donde vivía desapareció cuando la gran fábrica cerró, Zhao sabe de pueblos enteros en China borrados del mapa cuando el gobierno decide hacer una presa.

Admiradora de Terrence Malick y de Wong Kar-wai, Zhao es una poeta del cine, el Oscar a la mejor dirección no fue de gratis; no cabe duda que los académicos notaron que el genio que sostiene esta sinfonía triste de voces e imágenes consiste en haber hecho de los personajes leitmotivs que se insinúan, van y vienen, se completan, o se esfuman.

Más de

Comentarios