Cultura

Andrea Echeverri canta con Manuel Onís a los pangolines

En entrevista para Apro, Manuel Onís comentó que “Pangolín” adelanta lo que será su próxima discografía, toda vez que pasó todo el 2020 rodeado de naturaleza.
jueves, 20 de mayo de 2021

Ciudad de México (apro).- Los tiempos del confinamiento por la pandemia han desarrollado en la humanidad una sensibilidad y una conciencia por salvaguardar el planeta, dejando evidencias artísticas como la rola “Pangolín”, creación del cantautor argentino Manuel Onís con la colaboración especial de la rockera y activista colombiana Andrea Echeverri, de Aterciopelados.        

         El músico decidió aislarse durante la cuarentena en el campo, alejado de la porteña Buenos Aires, donde emprendió vuelo en componer y grabar lo que será su tercer álbum como solista que saldrá a finales de año. 

         En entrevista para Apro, Manuel Onís comentó que “Pangolín” adelanta lo que será su próxima discografía, toda vez que pasó todo el 2020 rodeado de naturaleza. De tal modo, el tema rinde honor y veneración especial a los animales conocidos como pangolines (folidotos ​que forman un orden de mamíferos placentarios) para reflexionar sobre su resguardo y defensa, ya que es una especie de mamíferos al borde de la extinción y cuyas escamas son demandadas en países asiáticos para utilizarse como remedios del asma, reumatismo y artritis.   

         “Acusan al pangolín de ser el vector que contagió el covid-19, que se originó en el murciélago; es un virus que según las teorías viene del murciélago y contagió al pangolín, “y como en China consumen al pangolín silvestre, algunos consideran que silvestre infectó al ser humano”, explicó el vocalista, quien sentenció: 

         “La responsabilidad tiene que ver con nosotros los seres humanos que estamos depredando el medio ambiente de estos animales. Ojalá esta pieza genere algún tipo de consciencia, de cambio, yo quiero creer que sí.”

         A veces soy optimista “y a veces no tanto”, Onís piensa que “cada vez hay menos tiempo” para el ser humano como especie, entonces “es más urgente tomar consciencia, esto que pasó no fue una casualidad, hay causas y efectos”. Sin embargo, apuntó que lo imprescindible es “crear consciencia en los grupos económicos, que son los que dominan y en nosotros como población”, para así “exigir cambios”. La humanidad puede en su vida cotidiana ser “más consciente”, pero si no cambian los grupos económicos más poderosos “es muy difícil” la sobrevivencia de la Madre Tierra. 

         En charla vía Zoom desde la capital argentina, el cantor consideró que a la par de los artistas y activistas, la población en general debe asumir un compromiso de protesta “porque a veces esperamos que todo suceda desde los gobiernos y los gobiernos también actúan cuando la gente los aprieta y les exige, sale a la calle y reclama”. 

         Para concretar conceptualmente la canción y videoclip, decidió invitar a la líder del destacado grupo colombiano Aterciopelados, Andrea Echeverri, quien goza de reconocimiento por sus compromisos sociales, políticos y feministas: 

         “Quería una voz femenina y la primero en quien pensé fue en Andrea Echeverri. Esta canción con Andrea me está abriendo también muchas posibilidades en Latinoamérica”.

         En ambientación nocturna enalteciendo la vida silvestre, el video de arte digital y audiovisual fue dirigido por Arturo Chomyszyn, Manuel Onís, Andrea Echeverri y Juan Andrés Moreno. Combina animación y VFX con filmaciones nocturnas realizadas en Argentina y Colombia. Las animaciones fueron creadas por Chomyszyn, director de la productora Rima Studio.

Buscando la salvación

Ante la adversidad mundial por el coronavirus, Manuel Onís expresó que la vacunación es la alternativa.

“Por cierto que existe una industria farmacéutica con muchas cosas perversas, no digo que todo sea fantástico, también esas personas tienen intereses económicos y también les interesa que haya enfermedades crónicas porque ayuda a sus negocios.”

         No obstante, considera que las vacunas “sí están bien hechas y si seguimos los protocolos son buenas”, además que “creo las irán perfeccionando”.  Como artista contestatario, reflexivo del entorno, el compositor nacido en Canadá en 1974 detalló que le inquietan infinidad de causas.

 “Estoy de acuerdo con la lucha feminista porque la entiendo como un planteamiento que pide igualdad de oportunidades, de derechos, etcétera, tal como tiene que ser. Con cualquier movimiento que exija igualdad de derechos y oportunidades estoy de acuerdo”; pero lamentó: 

“Me parece casi obvio quedarse con eso de que las feministas dañaron un monumento o que pintaron una pared, así no se habla del tema a fondo, es como querer desvirtuar o quitarle validez a un ‘planteo’ por una pintada. Yo no comparto el romper (sic), pero también hay que entender que la violencia que sufren las mujeres es de todos los días. En Argentina hay un feminicidio cada 24 horas.”  

         Manuel Onís concluyó diciendo que vendrán nuevos tiempos: 

“Los próximos 10 años van a ser de mucho cambio, de cambio social y cultural, se va a reestructurar y replantear todo, esperemos que sea para bien. Me parece que hay muchas cosas que se están agotando, que hay que volver a replantearse el modelo de sociedad, el sistema económico y de cómo se reparten los recursos.”

         En su andar musical Onís fundó el grupo El Horreo por los años noventa. Hacia 2007 editó su primer disco solista “Bagunça”, elegido “Disco del mes” por el Club del Disco. En 2013 lanzó su segunda placa “Tobogán al anonimato” (producida por Ezequiel Kronenberg). A partir de octubre de 2020 comenzó a editar las canciones de lo que será su tercer material en solitario y que incluye justamente “Pangolín” con la también pintora colombiana Andrea Echeverri.

Comentarios