Música

Autoconcierto de Bengala e Insite, una dosis de rock en el Autódromo

La gala de rock desenfadado sumó en su repertorio “Nunca digas nunca” y “Laberinto”, teniendo una producción atractiva de gran pantalla como telón de fondo, donde se dibujaban sus alucinantes ensueños musicales. 
domingo, 30 de mayo de 2021

CUIDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- Una refrescante descarga de rock entregaron las bandas Bengala e Insite, durante su autoconcierto en la Curva 4 del Autódromo Hermanos Rodríguez, el cual disfrutaron sus seguidores para olvidarse del confinamiento por la pandemia.

Quedó en manos de los Bengala el acto estelar, los chavos del ensamble rockero originario de la Ciudad de México, quienes emergieron puntualmente en el escenario a las 20:49 horas luego de una breve llovizna, la cual se disipó justo cuando apareció el vocalista Diego Suárez, custodiado por sus camaradas Amauri Sepúlveda (guitarra), Sebastián Franco (bajo), Salvador Garza Fishburn (sintetizadores), Luis Ledezma (batería) y Santiago Mijares (guitarra y sintes).

La fanaticada salió disparada de sus autos en su espacio pero bajo sana distancia del resto del público para disfrutar tranquilamente del espectáculo que tuvo las medidas sanitarias adecuadas. Dicho arranque consideró para la apertura rolas como “Carretera”, “Un millón de estrellas” y “Abril Oneil”, moviendo ánimos corporales en una catarsis de principio a fin bajo la noche fresca.

Diego expresó que, ante los tiempos de la pandemia, “con esta presentación podemos decir que tenemos la fortuna de estar vivos, de estar juntos y estar aquí de regreso”. La gala de rock desenfadado sumó en su repertorio “Nunca digas nunca” y “Laberinto”, teniendo una producción atractiva de gran pantalla como telón de fondo, donde se dibujaban sus alucinantes ensueños musicales. 

También resonaron “Soñé”, “A Cero” y “Déjala ir”, ágil show que enfiló su ocaso con “Miente”, sumiendo el éxtasis generalizado de los presentes que coreaban berridos al ver a la agrupación surgida en 2003. El vocalista visiblemente iluminado reconoció:

“Ha sido un público increíble, ha sido una experiencia increíble, una experiencia nueva, extraña, pero increíble… Ojalá nos podamos ver muy pronto, sin barreras, sin autos, sin nada más que nuestros corazones, nuestros cuerpos y volver a gozar juntos”. El candado lo concretó “Cárcel”, rasgando las emociones al máximo, al tiempo que Diego se encaminó al filo del entablado junto a Amauri, Sebastián, Salvador, Luis y Santiago. En el clamor de las multitudes y los ensordecedores cláxones, los músicos partieron agradecidos llevándose el recuerdo del exitoso festín.

Dicho concierto tuvo calentón con los Insite, de Mexicali, Baja California, banda de dosis “happy punk” (whatever that means) comandada en las voces de Antonio Altamirano, emprendiendo vuelo a las 19:30.

Compartieron “Destrózame” y “Piensa en que”, delirante viaje que gozó de un ambiente de alegría de los rockeros junto a sus vehículos al atardecer del recinto en pleno aire libre. Culminaron a las 20:20 horas con “Donde el mar y el cielo se juntan”, recibiendo absoluta aceptación.

 

Más de

Comentarios