Britney Spears

Britney Spears: "mi papá debería estar en la cárcel"; exige poner fin a su tutela

En una apasionada declaración ante una jueza, la cantante pop demandó recuperar el control de su vida y de su patrimonio, en manos de su padre desde hace 13 años. "Sólo quiero recuperar mi vida", fue su clamor en un testimonio en el que reveló su estado emocional y las atrocidades que ha sufrido.
miércoles, 23 de junio de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La cantante estadunidense Britney Spears solicitó este miércoles ante un juzgado de Los Angeles que se ponga fin a la tutela legal por la cual su padre controla su vida desde hace 13 años, causa apoyada por simpatizantes tanto afuera de la sede judicial como en redes sociales en las que se volvió tendencia el hashtag #FreeBritney.

En una apasionada comparecencia vía telefónica, Britney Spears definió su vida durante ese lapso como un secuestro en el que no tiene libertad para hablar con la prensa, dar entrevistas, casarse o formar una familia.

Durante la audiencia virtual ante la jueza Brenda Penny, la estrella pop calificó la tutela legal de "abusiva" y "absurda".

"Mi papá y cualquier persona involucrada en esta tutela, incluidos mis representantes ... deberían estar en la cárcel", dijo en un comunicado a la jueza de la Corte Superior del condado de Los Ángeles, Brenda Penny.

Según los tweets enviados por los observadores en la escena y un audio que fue escuchado por la emisora estadunidense NPR, Spears fue severamente abierta y franca sobre su situación.

"Esta tutela está pagando el sueldo de mucha gente, estoy harta", aseguró la intérprete de Toxic durante una audiencia virtua llena de declaraciones contundentes.

Es la primera vez que Spears se opone públicamente a la tutela legal dictaminada por el estado de California después de su comportamiento en 2008, que en su momento fue calificado de errático.

En ese contexto detalló partes de su vida que habían sido desconocidas, al denunciar que la están explotando y que no puede dormir, está deprimida y llora todos los días. "Quiero mi vida de nuevo, basta ya", demandó la cantante, quien saltara a la fama con su canción “..Baby one more time” de 1999.

"En California, lo único similar a esto se llama tráfico sexual, hacer que cualquiera trabaje en contra de su voluntad, quitarle todas sus posesiones, tarjeta de crédito, efectivo, teléfono, pasaporte", denunció.

"Le dije al mundo que estaba feliz y bien… mentí”

De acuerdo con CNN, Spears habló durante más de 20 minutos mientras leía una carta y relataba lo sucedido desde la última vez que compareció ante una corte por el caso de la tutela que exige su padre Jamie Spears, en mayo de 2019. Aquella declaración fue sellada y su contenido no salió al público.

"Le dije al mundo que estaba feliz y bien. Mentí, no estoy feliz, no puedo dormir. Estoy muy enojada, es una locura. Y estoy deprimida. Han pasado muchas cosas desde hace dos años, la última vez que estuve en la corte. No he vuelto a la corte porque no sentí que estuviera siendo escuchada”, continuó.

"Señora”, dijo a la juez, “no estoy aquí para ser esclavo de nadie, puedo decir que no a un movimiento de baile”.

"La última vez que hablé con usted... me hizo sentir como si estuviera muerta. Lo vuelvo a decir porque no estoy mintiendo ... así que tal vez pueda entender la profundidad, el grado y los daños. Merezco cambios".

En su declaración, Britney denunció que le recetaron litio contra su voluntad y que tiene un dispositivo intrauterino que le impide embarazarse.

"Tengo un DIU en mi cuerpo en este momento que no me deja tener un bebé, y mis tutores no me dejan ir al médico para que me lo saque", afirmó.

La artista confesó que en su última declaración ante la justicia, en 2019, no se sintió escuchada y pensó entonces que "nadie la creería" y que se reirían de ella.

En su declaración, Spears solicitó el fin de la tutela "abusiva" y pidió al juez que le concediera el control de sus propios asuntos personales y patrimoniales.

"Mi familia no hizo una maldita cosa. Todo lo que tenía que hacer (mi papá) era quien lo aprobaba todo. Toda mi familia no hizo nada”.

"He hecho más que suficiente. No le debo nada a esta gente. Es vergonzoso y desmoralizador lo que he pasado. Sólo quiero recuperar mi vida. Han pasado 13 años ".

Al final de la declaración de la cantante, la jueza Penny le dijo: "Soy sensible a todo lo que ha dicho, se necesita mucho coraje".

“Free Britney”

El patrimonio de la cantante, tutelado por su padre Jamie, ascendería a unos 60 millones de dólares, según CNN.

"Todo lo que quiero es ser dueño de mi dinero y que esto termine", dijo la cantante, aunque su abogado, Samuel Ingham, no formalizó la petición de fin de la tutela ante el tribunal. Las dos partes volverán a reunirse en una fecha aún sin establecerse.

De acuerdo con NPR, esta declaración puede ser la última palabra pública de Spears sobre el asunto. Ingham III dijo que este testimonio era todo lo que quería que el público escuchara y sugirió que se sellaran los procedimientos a partir de ahora.

Jamie Spears dijo a través de su abogado que lamenta ver a su hija con tanto dolor y que la extraña y la ama mucho.

El caso de Britney se conoció tras la divulgación del documental Framing Britney Spears de The New York Times.

Antes del miércoles, después de que un documental reciente del New York Times y FX, Framing Britney Spears, reavivó el interés en su historia y en el movimiento #FreeBritney en general, había evitado los comentarios públicos, pero compartió algunos pensamientos en las redes sociales.

En 2008, Jamie Spears obtuvo el control de todos los aspectos de la vida de su hija después de que la cantante luchó públicamente con su salud mental. Todo, desde sus actuaciones hasta sus finanzas y sus relaciones con sus dos hijos ahora adolescentes, estaba bajo el control de su padre, recuerda NPR.

En redes sociales, los fanáticos de la estrella pop se solidarizaron por medio de la etiqueta #FreeBritney (Liberen a Britney).

 

Comentarios