Elecciones 2021

Ana Francis Mor, de la actuación a la política

Pide abrir el diálogo sobre los derechos civiles, políticos y humanos de las y los capitalinos.
domingo, 6 de junio de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).– La actriz, cantante, escritora y activista feminista Ana Francis Mor, cuyo nombre completo es Ana Francis López Bayghen Patiño, participa en la presente contienda electoral como candidata a diputada plurinominal por Morena para el Congreso de la Ciudad de México. Su propósito es “abrir el diálogo sobre temas actuales y de interés en pro de los derechos civiles, políticos y humanos de las y los capitalinos”.

La también productora, directora de escena y cofundadora de la compañía de cabaret Las Reinas Chulas platica por zoom sobre su interés por irse a la política:

“Encuentro el espacio propicio para colaborar. Siempre he tenido está vena, ha sido parte de mi en la vida. Entré en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México, no sabía si iba para relaciones internacionales o comunicación y periodismo, pero me empezó a interesar la ciencia política. Pero encontré el teatro y se acabó eso; me fui al teatro político y al activismo. Mi teatro siempre ha sido atravesado por el activismo y el activismo siempre ha sido atravesado por el arte.

“¿Por qué entrar a la política? Por varias razones. Uno, porque me parece que hace falta, hay que hacerlo. Porque amo a esta ciudad. Con mucho amor he hecho mucho activismo por esta ciudad, mucha organización de la sociedad civil. Como activista, en 2018 voté por el proyecto que ganó, y nos entró esto de que la Ciudad de México iría bien con la doctora Claudia Sheinbaum, y nos ocupamos más en lo federal, en comprender esta otra configuración. Como activista feminista, creo que hay que regresar a la configuración local”.

López Bayghen es egresada de la carrera de actuación del Foro Teatro-Contemporáneo, realizó la licenciatura en teatro por la Universidad de Guadalajara y cuenta con estudios de género, derechos humanos con enfoque en diversidad sexual, fundamentalismos religiosos, derechos sexuales y reproductivos, construcción de paz, liderazgo y juventud; además cursó un diplomado en liderazgo y derechos sexuales por el Instituto Simone de Beauvoir, y otro en la Internacional Lesbian Gay Human Rights en fundamentalismos religiosos.

Rememora que en el sexenio de Enrique Peña Nieto le ganó la desesperanza:

“Entonces, pensé que nada iba a cambiar. Confieso que me sorprendió mucho el triunfo de 2018, pensé que el fraude iba a imperar. Todo ha sido otro mundo muy novedoso. Y me parece que me toca y puedo hacerlo. He sido muy educada y entrenada por el feminismo local, regional y mundial justo para estos asuntos, para estos momentos. ¡Soy inocente y no!... ¿En qué soy inocente? En que nunca he hecho función pública y evidentemente sí sé con lo que me voy a topar en términos de porquería. Le apuesto a que la política signifique poder hacer cosas”.

Cambiarle la cara a la política

Autora de cuatro libros, La obra de teatro “Para soñar que no estamos huyendo”, Manual de la buena lesbiana 1, Manual de la buena lesbiana 2 y la novela Lo que soñé mientras dormías y colaboradora en Women, sexuality and the political power of pleasure, un volumen publicado por The Institute of Development Studies de Brighton University, López Bayghen precisa que va por Morena “porque tengo toda la afinidad de mundo:

“Es un proyecto que me hace sentido. El morenismo y el lopezobradorismo nos cuentan lo que ha pasado en los últimos 30 años. Nací y crecí en una colonia de clase media de la alcaldía Benito Juárez y es una clase a la que no he dejado de pertenecer. Soy artista, pero tampoco me he hecho millonaria. Lo que sé es que yo jugaba en la calle, iba al parque sola en bicicleta a los 11 años, y ahora los niños no pueden realizar eso por muchas razones. Uno, porque no es seguro; dos, porque hay demasiados coches y edificios. Y cuando era niña y vivía en familia viajábamos por la República y eso ya no se puede.

“Entonces llega la Cuarta Transformación y nos menciona que ha habido 30 o 40 años de neoliberalismo, donde lo que ha ocurrido es una exacerbación de la diferencia de clases, hay ocho pelados con todo el dinero del mundo y la raza no posee ni un quinto. Hay una clase media reducida que estamos luchando por seguir sobreviviendo. Lo que yo sé es que trabajo muchísimas horas a la semana, por honorarios, como todos mis compañeros que son artistas, y ser independientes económicamente ha aumentado muchísimo”.

Ha sido becada para asistir a las conferencias de ILGA (Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex), ILGALAC (Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex para América Latina y el Caribe), AWID (Asociación para los Derechos de las Mujeres y el Desarrollo), ILGHR y la IASSSCS (International Association for the Study of Sexuality, Culture and Society).

Recuerda que cuando era pequeña la gente trabajaba hasta las cuatro o cinco de la tarde y podía convivir con la familia:

“Ahora el tiempo para estar con los seres queridos se ha reducido de manera impresionante. Sé que no podemos ver a la hija del exdirigente sindical Carlos Romero Deschamps con una bolsa que cuesta más de lo que ganan muchas familias en un año. En el mundo neoliberal no hay forma de vivir más que trabajando demasiadas horas, quién sabe cuándo se pueda retirar uno, más ahora que resulta que vamos a vivir hasta los 100 años. Vamos a trabajar hasta los 70 u 80, porque, si no laboras, ¿qué haces? 

“Y viene la Cuarta Transformación y me da una explicación, por eso voy por Morena. No soy afiliada al partido, pero sí coincido en la narrativa que me están contando, sobre todo porque es distinta a la que hemos estado viviendo y porque los otros partidos no dan una explicación. Sus discursos son: ‘¡Fuchi a López Obrador!’. No me gusta la historia que me están contando. En Morena y la Cuarta Transformación, sobre todo con la Cuarta Transformación, soy afín mayormente”.

En 2013 López Bayghen dirigió y escribió Cámbiate el chip, campaña de 12 cortometrajes para la visibilización lésbica. Hoy colabora en el noticiario de Julio Astillero en La mesa del más allá y estudia la maestría en teología con beca de excelencia en la Universidad Iberoamericana.

Complementa: “Nos corresponde a las personas que estamos entrando a la política, sobre todo los que venimos desde la sociedad civil, a cambiarle la cara a la política ¡Me da susto!, porque los guamazos se vienen recio y uno dice: ‘Espérate, yo acabo de llegar, yo no estuve’, pero lo asumo con la mayor elegancia posible”.

Comentarios