Cultura en la Mira

El diseñador Alexander Girard/Museo Franz Mayer

En el Museo Franz Mayer se exhibe la muestra "El universo de un diseñador: Alexander Girard", concebida de manera histórica por el Vitra Design Museum, logrando ofrecer a los visitantes un panorama completo de la trayectoria y creatividad del artista.
sábado, 10 de julio de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Museo Franz Mayer es uno de los espacios que afortunadamente se pueden visitar y que cuenta con todas las medidas de seguridad sanitaria.

Se exhibe ahí de manera excelente la muestra El universo de un diseñador: Alexander Girard, concebida de manera histórica por el Vitra Design Museum, logrando ofrecer a los visitantes un panorama completo de la trayectoria y creatividad del artista.

Al haberse dividida en cuatro núcleos temáticos, el recorrido resulta sumamente acertado: Diseño de interiores; colores, patrones y textiles; diseño corporativo, y el espíritu del arte popular.

Alexander Girad nació en 1907 en la Ciudad de Nueva York, con raíces italianas, y murió en 1993. Es considerado como uno de los diseñadores textiles y arquitecto de interiores modernos más relevantes del siglo XX.

Sus intereses abarcan desde grandes proyectos hasta los pequeños detalles: diseño gráfico, diseño textil, diseño de interiores, edificios, arquitectura, mobiliario telas, vajillas, etc.

Su vitalidad y diversidad lo llevaron a encontrar en el diseño una manera de expresar y crear mundos propios; este despliegue constata su interés por encontrar nuevas formas para acercarse al color, tomando en cuenta las tradiciones populares así como la creación de ambientes a partir del diseño total.

La exposición ha dado un espacio particular a la relación que tuvo Girard con México, por su entusiasmo por la tradición artesanal, y su línea de producción textil con artesanos mexicanos que realizó para Herman Miller. Así como su colección particular de juguetes de varios lugares del mundo.

Resalta la sensibilidad por encontrar la belleza, además de la funcionalidad, y en lo que respecta al mundo artesanal logró captar su fuerza y vitalidad así como el valor del patrimonio humano universal, que trascienden el tiempo y el espacio.

Cabe señalar como su trabajo irrumpió dentro de un mundo del diseño que estaba marcado por el minimalismo, y consiguió crear propuestas propias a pesar de la moda imperante.

Sus estudios en Europa y sus estancias en Florencia lo formaron, pero ante todo le dieron la posibilidad de ir creando un vocabulario amplio y complejo; su interés por el teatro perduró toda su vida.

Cuando Girard regresó a Nueva York en 1932, después de sus estudios en Londres y Roma como arquitecto, empezó su carrera creando su propio departamento y logotipo que lo llevaron ya a ser un “arquitecto registrado". Un ejemplo es la casa Miller, considerada el trabajo de interiorismo doméstico más importante de Girard, diseñada junto con los clientes y los arquitectos, y su participación consistió en el aspecto estructural del espacio. Se exhibe un video que da prueba de ello.

Sus propuestas en muy diversos ámbitos están representadas de óptimamente en la muestra, desde logotipos, sillas y sillones así como las telas bellamente expuestas, bocetos en una gran mesa de madera, su colección de juguetes del mismo material realizados por él mismo, el concepto del mobiliario, vajillas, cerillos, copas, etc. También realizó la nueva imagen de la línea de aviación Braniff Airways en 1965, que incluyó el vestuario de las sobrecargos…

Al fondo de la sala se exhibe un espacio donde reúne todo el material que Girard creó en el internado británico en 1917 a 1924 con un país imaginario, “La Republica de Fife”, donde se incluyen mapas, banderas, monedas, sellos postales y juegos, así como códigos secretos.

Esta gran exposición permanecerá en el Franz Mayer hasta el 15 de agosto (Av. Hidalgo 45, Centro Histórico, Ciudad de México)

 

Comentarios