Teatro

México Ópera Studio anuncia "Capuletos y Montescos"

La puesta producida por MOS México Ópera Studio está basada en el contexto político y social de las familias de los personajes Romeo y Julieta de William Shakespeare; se realizará en dos actos, y fue escrita por Felice Romani para el célebre compositor italiano Vincenzo Bellini, en 1830.
viernes, 23 de julio de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Como parte de su “granito de arena” en la reactivación cultural en el norte del país, esfuerzo de trabajadores y promotores independientes, se anunció la ópera clásica I Capuleti e I Montecchi (Capuletos y Montescos) con funciones este 23 y 24 de julio y aforo del 40% en el Auditorio San Pedro, de Monterrey, Nuevo León.

La puesta producida por MOS México Ópera Studio -- dirigida escénicamente por Rennier Piñero y con dirección musical de Alejandro Miyaki-- está basada en el contexto político y social de las familias de los personajes Romeo y Julieta de William Shakespeare; se realizará en dos actos, y fue escrita por Felice Romani para el célebre compositor italiano Vincenzo Bellini, en 1830.

Según la información de la producción, “el libreto de Romani, sobre el que construye Bellini este título, hunde sus raíces en las fuentes italianas originales de la historia del siglo XVI, teniendo especial relevancia una historia corta de Matteo Bandello, de la colección Le novelle de 1554, sobre los jóvenes amantes”.

I Capuleti e I Montecchi tendrá un aforo restringido del 40% que equivale a unas 400 butacas, y con precios al público que van de los $100 a los $600 pesos en la taquilla del Auditorio San Pedro o bien en Arena Ticket.

La ópera que buscará tener referentes plásticos y símbolos actuales femeninos, pero buscando respetar a la partitura original, tiene en sus personajes principales a cantantes mujeres, por el lado de “Romeo” a las mezzos Mariana Sofía y Daniela Cortes, y de “Julieta” a las sopranos Fernanda Allande y Diana Rojas, que a decir de Rennier Piñero son signos inconfundibles del bel canto:

“La elección de que Romeo sea una mujer, una indicación de la propia partitura, viene asociado con un rasgo inherente al bel canto temprano, previo al romanticismo al que pertenece esta ópera, en el que era habitual que un personaje como Romeo sea defendido por una Mezzo soprano, el diálogo entre tesituras, Julieta es una soprano y Romeo es una Mezzo”.

Y sobre los detalles visuales de la obra, Piñero refirió:

“Desde el punto de vista de la puesta en escena, tiene tres o cuatro espacios fundamentales, que se ven engalanados con un proceso de escenografía digital y proyección en directo, a manera de circuito cerrado que los mismos intérpretes dirigen. El vestuario y ciertos elementos contemporáneos hacen referencia a la calle, la plaza o un callejón de una ciudad actual, a una Verona contemporánea con tintes de nuestra simbología mexicana o Latinoamericana, con un espacio graffiteado, en donde los Capuletos y Montesco se enfrentan por el dominio de alguna ciudad, o directamente a ser que Verona arda, como lo dice el texto”.

Mientras que el director musical Alejandro Miyaki comentó sobre el esfuerzo y la técnica requerida de los cantantes:

“Esta ópera, al igual que todas las óperas belcantistas, requieren y le exigen a los cantantes un alto nivel de técnica vocal y musicalidad, es por ello que tomamos estos criterios para que dentro del marco del MOS se lleve a los cantantes a desarrollar estos dos aspectos y llevarlos a su máximo nivel. Como directores tenemos la ventaja de pulir y trabajar una ópera con mucha anticipación, esta producción inició su estudio vocal, desde finales de enero de este año, lo que ha permitido trabajar y pulir la interpretación tanto interpretativo como vocal.

“Además de estos aspectos técnicos musicales, lo difícil de Bellini es como se contrapone el drama con la música, muchas veces el drama es más intenso que la música, entonces como intérpretes, lo más difícil es mantener el estilo y la calma de una línea melódica, que aparentemente es muy tranquila, pero darle la intensidad de las emociones que plantea dramáticamente el libreto, es como pedirles que parezca que van a alta velocidad pero que lo hagan en cámara lenta”.

En la puesta en escena “Capellio”, padre de Giulietta será interpretado por Carlos Adrián Hernández Herrera. Giulietta, prometida a “Teobaldo”, correrá a cargo de Manuel Davalos y Diego Garza, “Lorenzo”, médico y confesor de Julieta, por Víctor Rodrigo. Además en una notable diferencia con la historia Shakesperiana, Romeo ha matado sin darse cuenta al hijo de Capellio (el hermano de Giulietta) en una batalla.

La escenografía de la puesta corre a cargo de Daniela Arriola y Rennier Piñero, escenografía digital (videomapping) por Dewi Ramírez, coordinación de vestuario de la firma Francisco de Luna, y el diseño de iluminación de Pepe Cristerna.

El MOS México Ópera Studio se fundó en 2019 como un centro de alto rendimiento para el perfeccionamiento técnico e interpretativo de cantantes emergentes y pianistas repertoristas, y a la fecha tiene cuatro óperas montadas. Entre su cuerpo creativo, además de Piñero y Miyaki, se encuentra la reconocida soprano María Katzarava como directora vocal, y en la coordinación de producción, Patricia Pérez.

Más de

Comentarios