Cultura

Representante de la nueva figuración, Gerardo Cantú murió a los 89 años

A lo largo de su trayectoria presentó más de 300 exposiciones, entre ellas tres individuales en el Museo del Palacio de Bellas Artes, y en el extranjero en países como República Checa, Francia, Cuba, Argentina, Paraguay, Brasil, España e India.
domingo, 25 de julio de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).– El Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) informó el deceso del pintor, dibujante y muralista Gerardo Cantú, pionero del grabado en México.

Nacido en Nueva Rosita, Coahuila, en 1934, Cantú falleció este sábado 24, en Nuevo León, a la edad de 89 años. Desde 1985 residía en aquella entidad, en la cual fue director de Artes Plásticas del Instituto de Cultura estatal y del Taller de Experimentación Plástica. Allá realizó murales en el Paseo de Santa Lucía en Monterrey y en la Pinacoteca del estado.

Fue profesor en La Esmeralda entre 1979 y 1980, becario de la Academia Nacional de Artes Plásticas de la Universidad Carolina de Praga y ganador de los premios Pintura en Artes (1969), Premio de Grabado en el Salón del Dibujo y la Estampa de la Ciudad de México (1975), y del Premio a las Artes de la Universidad Autónoma de Nuevo León (2011), y la Medalla al Mérito Artístico del Colegio Civil Centro Cultural Universitario, entre otros.

El INBA informó mediante un comunicado, que a lo largo de su trayectoria presentó más de 300 exposiciones, entre ellas tres individuales en el Museo del Palacio de Bellas Artes, y en el extranjero en países como República Checa, Francia, Cuba, Argentina, Paraguay, Brasil, España e India.

En diciembre de 2016, el Museo Mural Diego Rivera le organizó una muestra retrospectiva, con motivo de sus sesenta años de labor artística, curada por Magaly Hernández, en la cual se dio cuenta de sus distintas etapas creativas, con el título Gerardo Cantú, un mismo amor. Vivencias y videncias.

Al referirse a ella, el crítico e investigador del arte Alberto Híjar Serrano destacó acerca de Cantú:

“(Es) uno de los más importantes exponentes del nuevo humanismo o la nueva figuración, que desde mediados del siglo XX se perfiló como una continuación heterodoxa de la Escuela Mexicana de Pintura, comprometida con la representación de la figura humana”.

En ello coincidió el director del museo, Luis Rius Caso, quien destacó que el pintor, egresado del Taller de Artes Plásticas de la Universidad de Nuevo León y de la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado “La Esmeralda”, estuvo mantuvo estrecha cercanía con dicha escuela, “pero desde una vertiente en la cual fue decantando hacia el erotismo y la celebración por la vida”, reportaron los medios.         

Comentarios