Teatro

Josefina Brun, gran investigadora

Josefina Brun (1944-2012) fue directora de teatro y maestra en el Taller de Teatro en el CCH (Colegio de Ciencias y Humanidades de la UNAM). Su compromiso con la Universidad Nacional Autónoma de México fue total, y desde ahí impulsó diversas revistas especializadas de teatro.
martes, 27 de julio de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (proceso).- Josefina Brun fue una mujer de teatro que todavía se recuerda por sus grandes aportaciones a la investigación sobre la historia de la escena mexicano, el impulso a distintas revistas especializadas y su ambicioso y enriquecedor libro sobre dos siglos de teatro infantil en México.

Josefina Brun (1944-2012) fue directora de teatro y maestra en el Taller de Teatro en el CCH (Colegio de Ciencias y Humanidades de la UNAM). Su compromiso con la Universidad Nacional Autónoma de México fue total, y desde ahí impulsó diversas revistas especializadas de teatro; revistas sin parangón que fueron perfeccionándose hasta tener entre nuestras manos la revista Escénica, de alta calidad. En un primer momento fue la revista La Cabra, que fundó Héctor Azar en 1971 con perspectiva universitaria, cuyo antecedente en el mundo del teatro fue la revista de los cincuenta Panorama del Teatro. El consejo editorial de La Cabra estaba conformado en 1980 por Josefina Brun, Armando Partida, Alejandra Zea y Cuauhté­moc Zúñiga, y es en 1982 que se consolida como la revista Escénica con Josefina Brun a la cabeza. Su diseño permitía mantener actualizado al lector y al mismo tiempo daba una visita histórica al teatro latinoame­ricano, pero sobre todo al teatro mexicano de su momento y al teatro universitario.

En 1988 formó el Equipo de Investigación Diteatral, en el que participaron Ángeles Moreno Moreno, mancuerna fundamental en sus procesos de investigación y su amiga entrañable; Rafael Pimentel, Mario Ficachi, Jaime Chabaud y la que esto escribe, donde diseñó catálogos de teatro como el dedicado a Clementina Otero y a Julio Castillo.

Posteriormente fue Josefina Brun la que realizó el diseño original de la revista Teatro del ITI-UNESCO, que hasta el presente sigue con vida, y después de un intento de consolidar la revista Artes escénicas desde la iniciativa privada, que no prosperó, continuó su trabajo de investigación y realizó un ensayo exhaustivo que menciona con admiración Armando Partida sobre el Teatro Profesional en la UNAM, incluido en la Historia del teatro en la UNAM.

Josefina Brun también se desarrolló como directora y escenógrafa. Dirigió más de 40 obras de teatro estudiantiles entre las que destacan Enrique IV de Shakespeare en 1967, El sueño del Ángel de Carlos Solórzano y La cábala de los hipócritas de Bulgákov en 1972. De sus últimos trabajos como directora fue Anillos para una dama de Antonio Gala, que presentó en 1991 en el Foro de la Conchita dirigido por Olga Marta Dávila, la cual también era actriz de esta propuesta. Josefina Brun comentó en su momento: “Esta obra tiene rasgos posmodernistas donde conviven vocablos de la jerga actual más corriente, donde se juega y se reflexiona con la Historia, y donde la lógica de una época se ve rota al traslaparla con mentalidades extemporáneas.”

Además de las revistas especializadas de teatro, sus colaboraciones en diferentes equipos de investigación y sus ensayos, dejó libros significativos, como Historia del teatro en la Escuela Nacional Preparatoria, que publicó en 2009, y su máximo esfuerzo: El teatro para niños y jóvenes en México 1810-2020, editado por el Conaculta un año antes de su muerte.

Josefina Brun fue una mujer de gran generosidad y calidad humana que, con su amplia visión del teatro y su ímpetu para trabajar, coordinar equipos e investigar, dejó un testimonio fundamental para la historia del teatro mexicano.

Más de

Comentarios