Tlaxcala

Faltan recomendaciones por atender tras declaratoria de Unesco en Tlaxcala

El Conjunto Conventual Franciscano y Catedralicio de Nuestra Señora de la Asunción de Tlaxcala fue incorporado a la declaratoria de los 'Primeros monasterios del siglo XVI en las laderas del Popocatépetl' como Patrimonio Mundial.
miércoles, 28 de julio de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Luego de la incorporación del Conjunto Conventual Franciscano y Catedralicio de Nuestra Señora de la Asunción de Tlaxcala a la declaratoria de los ‘Primeros monasterios del siglo XVI en las laderas del Popocatépetl’ como Patrimonio Mundial de la Unesco, aún hay recomendaciones del Icomos por atender que se debieran hacer antes del 1 de diciembre del 2023. 

Esto se dio a conocer durante la conferencia con la Secretaría de Cultura, luego de que Alejandra Frausto afirmara que hace dos años su administración realizó un recorrido por dichos inmuebles anexados hace más de dos años, tiempo a raíz del cual se invirtió en el sistema eléctrico, lo que se incluyó en el expediente que se estaba trabajando entonces para su incorporación:

“Antes de que el plan de salvaguardia viniera se realizó la inversión federal de 18 millones de pesos, más una inversión de 7 millones de pesos para la iluminación y sistema eléctrico en el templo, fue un solo expediente el que se realizó, pero fue un expediente muy sólido que contenía esta inversión”.

Con la aceptación de anexión, el monumento se sumó a la ruta conocida como ‘Primeros monasterios del siglo XVI en las laderas del Popocatépetl’, que incluye 15 inmuebles conventuales de valor excepcional (ya contando a Tlaxcla, más los 11 de Morelos y tres en Puebla), construidos por las órdenes dominicas, agustinas y franciscanas.

Frausto también afirmó que “hay un compromiso de mantenimiento y preservación –aunque no dijo de cuánto–, compartido con la gobernadora electa de Tlaxcala (Lorena Cuéllar Cisneros), y hace menos de 10 días platicamos de esto, de ahí que nos da gusto entregar estos resultados para México”.

En la conferencia también estuvieron Marco Antonio Mena Rodríguez, gobernador saliente del estado de Tlaxcala; Antonio Carbajal, secretario de Turismo de Tlaxcala; José Antonio Aguilar Durán, Coordinador General del proceso ante UNESCO en Tlaxcala; Diego Prieto, directo General del INAH; José De la Rosa, director INAH Tlaxcala; Francisco Vidargas, subdirector de Patrimonio Mundial en el INAH; y Luz de Lourdes Herbert, directora de Patrimonio Mundial del INAH.

Fue esta última quien se mantuvo para responder las dudas de la prensa en la ronda de preguntas-respuestas, y quien en este marco refirió que tras la anexión hay un arduo trabajo que realizar con el municipio, Centro INAH Tlaxcala y el gobierno de ese estado para proteger el conjunto conventual. Esto, a raíz de una serie de recomendaciones efectuadas por el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos, por sus siglas en inglés).

“Una de las recomendaciones es que se amplíe el área de amortiguamiento para que se pueda considerar el ‘atrio bajo’, esto tendríamos que verlo porque actualmente está ocupado por la Plaza de Toros o hay otros predios que son de particulares y a veces es difícil poder mantener la conservación. Sin embargo, hemos aceptado esta ampliación.

“Lo que hemos visto con los sitios en estas zonas de amortiguamiento es que a veces se descuidan mucho y hay este impacto de desarrollo urbano. Tendríamos que hacer una propuesta con las autoridades para ver cómo vamos a proteger y bajo qué esquema atendemos las áreas que se están ampliando”.

Aunque alertó:

“Si no se cumple (con las recomendaciones) se pone en riesgo la declaratoria, pero es un compromiso del gobierno de México, no sólo de alguna de las partes interesadas”.

Una de las recomendaciones ya atendidas fue justamente el mantenimiento a la instalación eléctrica por el gobierno estatal, que consideró un logro; “ya tiene varios años, lamentablemente tiene que ver con una cuestión de presupuesto, el cambio de la instalación es un proceso muy caro”.

También informó que están trabajando en Puebla, Morelos y Tlaxcala como un solo sitio y por ello están haciendo un Plan de Manejo y Gestión Integral:

“Tenemos que velar con ese plan por todos los conventos, además de una Unidad de Gestión, una figura de gobernanza para articular autoridades municipales, estatales y federales con la sociedad para que podamos trabajar en los proyectos a impulsar, por ejemplo trabajar con la sociedad para evitar grafitis en bienes”.

Hebert confirmó que la inscripción de Tlaxcala fue la 15ª y última como parte de los ‘Primeros monasterios del siglo XVI en las laderas del Popocatépetl’, de ahí que no habrá más adhesiones a esta inscripción de la Unesco; además de adelantar que sería el 10 de agosto próximo que se colocaría la placa de Patrimonio Mundial en el Conjunto Conventual de Tlaxcala.

 

Comentarios