Cultura en la Mira

Lila Downs, un corazón festivo para sus fans

Una fiesta musical y escénica para enaltecer las tradiciones mexicanas ofreció la cantante oaxaqueña Lila Downs en la Curva 4 del Autódromo Hermanos Rodríguez.
viernes, 9 de julio de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (APRO).- Una fiesta musical y escénica para enaltecer las tradiciones mexicanas ofreció la cantante oaxaqueña Lila Downs este domingo 4 en la Curva 4 del Autódromo Hermanos Rodríguez, en donde también honró a enfermeras y personal de salud como efigies del “frente de batalla” contra la pandemia del coronavirus.

“Le compusimos una canción a todas las enfermeras en agradecimiento por su fuerza, por su valentía, para todas esas personas que estuvieron y que siguen estando al frente de esta enfermedad terrible”, expresó la originaria de la heroica Tlaxiaco, al dedicar en el ápice del recital su reciente tema “La curación”.

Ataviada de un elegante traje folclórico rojo, Lila emergió a las 19:48 horas junto a su magnífica orquesta para compartir un paseo por sus éxitos así como nuevas creaciones, en apertura con “La campanera” y “Espina”.

La alegría del público iluminó de buena vibra desde el primer acorde del festín dominical, para sacudir el bailongo dentro de sus lugares designados en sana distancia de los demás asistentes bajo el formato de palcos privados al aire libre. La producción erigió un par de pantallas laterales y una central a telón de fondo, donde se observaba a la radiante cantautora cobijada por una ofrenda floral de gladiolas en tonalidad rojiza. El acto escénico distinguió por el colorido de los majestuosos vestuarios y alusivos bailables del Ballet Folklórico Mexiquense Jem Miadtza (bajo la dirección de Óscar Martínez).

“¡No saben qué gusto, qué amor les tengo en esta noche! Venimos hoy a compartir nuestro corazón alegre con todos ustedes. Hemos vivido tiempos difíciles, pero en los que, gracias a Dios, para los que aquí seguimos tenemos la bendición de la música”, comentó la artista al ritmo del “Son del chile frito”, “Urge”, “La curación” y “Los caminos de la vida”.

El repertorio enlistó los cortes “Tiembla”, “Arcoíris” y “Naila”, sin faltar “La San Marqueña” y “En el último trago”. Además, para “Cariñito” la acompañó a dueto Dr. Shenka, líder de la banda de ska Panteón Rococó, quien perfiló intensa candela en la catártica multitud, entre gritos, brincos y baile.

En una fresca noche de verano, el recinto de la alcaldía Iztacalco sobrevoló hacia el ocaso con “Zapata se queda”, “Mezcalito” y “Paloma negra”. El finiquito vislumbró al son de “La cumbia del mole”, pero en complacencia el cerrojazo incluyó “Clandestino” y “Vámonos”.

Resguardada con todos sus músicos al filo del tablado y los aplausos ensordecedores de su fanaticada satisfecha, Lila Downs emprendió huida con una alegre sonrisa replicada en cada uno de los presentes que partieron contentos cuando el reloj marcaba pasaditas las 21:10 horas.

Comentarios