Teatro

"Cuidado con el perro"

Las historias se exponen para que el espectador genere sus propias opiniones, pero queda en evidencia el abuso hacia las mujeres en diferentes niveles; desde el tráfico sexual, el acceso a su cuerpo sin su consentimiento, hasta el bulling sexual en las redes sociales que sufren las adolescentes.
martes, 24 de agosto de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La violencia hacia las mujeres está en todas partes del planeta, y la obra "Cuidado con el perro" cuenta cuatro historias distantes geográficamente pero ejemplos contundentes de lo que puede suceder en cualquier región.

Eva Redondo, la autora, y Mahalat Sánchez, la directora, muestran en esta obra la universalidad de la problemática a partir de casos concretos. Las historias se exponen para que el espectador genere sus propias opiniones, pero queda en evidencia el abuso hacia las mujeres en diferentes niveles; desde el tráfico sexual, el acceso a su cuerpo sin su consentimiento, hasta el bulling sexual en las redes sociales que sufren las adolescentes.

El título de la obra que propone la dramaturga y actriz española, formada en el Nuevo Teatro Fronterizo encabezado por José Sanchis Sinisterra, sugiere una doble interpretación presentando a un hombre que efectivamente busca al perro que se le ha extraviado, pero que en realidad deja en evidencia el peligro de los “perros” que agreden a las mujeres.

Las historias se suceden de manera fragmentada, como relatos independientes donde la narración por parte de los personajes y el diálogo entre ellos construyen un mosaico representativo: en Tailandia, una niña se encuentra con un turista, y lejos de Bangkok o en Valle de Bravo, en los juegos de despedida de soltera, una amiga reclama que la han tocado en la oscuridad alevosamente. En la India una mujer no quiere traer una niña al mundo, y en México o Madrid una adolescente se suicida cuando en las redes sociales circulan imágenes de ella desnuda y su padre no sabe ni se preocupa por comunicarse con ella.

De las escenas más hermosas de la obra diseñadas por la directora, tanto por su colorido, textura y coreografía, está el momento en que la mujer hindú decide expulsar el feto y éste nada en la nada. Y escenas con potencia de acción y drama como la huida de la mujer violentada o la adolescente al centro de un círculo de pastillas blancas.

La actrices Teté Espinoza, Estefanía Norato y Ana Lucía Ramírez logran con matices y verdad crear a sus personajes, al igual que los actores José Cremayer y Miguel Corral, aunque un poco más estereotipados.

A la atinada puesta en escena la acompaña un espacio escénico simbólico y eficaz para contar historias, sin tremendismo y melodrama, pero que muestran la gravedad de la situación. El equipo creativo logra imprimir en el escenario esa fuerza expresiva que hace que Cuidado con el perro (que se presenta en el teatro el Galeón del Centro Cultural del Bosque), se quede en la memoria de los espectadores.

Más de

Comentarios