Música

"La pandemia que más da miedo es la falta de empatía": Moderatto

Con un recorrido por sus éxitos en donde se homenajeó al insigne baterista británico Charlie Watts de los Rolling Stones, la banda se presentó en la Curva 4 del Autódromo Hermanos Rodríguez.
jueves, 26 de agosto de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Una frenética gala de rock pop comandó el grupo Moderatto para festejar junto a sus fans sus dos décadas de existencia.

Con un recorrido por sus éxitos en donde se homenajeó al insigne baterista británico Charlie Watts de los Rolling Stones (quien alcanzó la eternidad el reciente martes 24 del presente mes), el pasado miércoles 25 de agosto Moderatto se mostró en la Curva 4 del Autódromo Hermanos Rodríguez.

El espectáulo al aire libre emprendió vuelo poco después de las 21 horas cuando emergió la banda integrada por Jay de la Cueva “Bryan Amadeus” (voz), Xavi Moderatto (bajo), Roy (guitarra), Mick Marcy (guitarra) y Elohim Corona (batería), además de Adrián Toussaint (guitarrista) como invitado especial.

“No podrás” e “Isabel”, conformaron la apertura en instantánea conexión con su gente, que se enfiestó dentro de sus palcos privados en “sana distancia” y con los estrictos protocolos de seguridad en tiempos del coronavirus SARS COV-II. 

El festín continuó con su versión de “Chavo de onda”, además “Sentimettal” y “Entrégate”. La producción diseñó efectos audiovisuales a telón de fondo en la pantalla monumental, así como una incesante pirotecnia y llamaradas sobre el tablado. 

“¡Los hemos extrañado tanto, muchísimo! ¡Yo propongo que este lugar se convierta en un hospital psiquiátrico!”, exclamó “Bryan Amadeus”, ataviado con un pantalón que tenía incrustados muñecos de peluche, además de mostrar todo el tiempo su torso desnudo.  

De principio a fin el público enloquecido de alegría brincó y coreó cada una de las rolas. Para “Si mi delito es rockear” un amplio sector varonil se despojó de playeras bailando desde sus lugares designados. Inmediatamente prosiguió el ilustre Elohim con un magnifico solo en batería a doble bombo.

Con continuos cambios de vestuario, el barbudo Jay de la Cueva previamente a “De mi enamórate”, se pronunció sensiblemente:

“El motivo de esta reunión es la música, pero en realidad es poder conectar, podernos ver y disfrutar de la vida”.

Con los puños en alto de las multitudes y durante un solo en guitarra por parte de Jay, también lanzó consigna: 

“La pandemia que más da miedo es la no ser empáticos el uno con el otro, saber que todos tenemos necesidades distintas, que hay que respetarlas, hay que cuidarnos, hay que celebrar la vida”.

Luego de que la tocada rockera sumó “Amor prohibido”, para el show invitaron a la tarima a parte de su “Moderatto Army” (tal como es nombrado su club de fans), destacando en especial un par de chicas: una tocó la batería y otra la guitarra eléctrica (a ella la sorprendieron obsequiándole el instrumento de cuerdas).

En un mensaje al sector femenino interpretaron “Ya lo veía venir”, respetando total distancia al compartir escenario junto a sus ídolos (para el acto fueron previamente seleccionadas, sanitizadas, portaron en todo momento cubrebocas y usaron guantes).

El encore enfiló “Quemándome de amor”, así como un segmento a piano de Bryan para “Autos, moda y rock and roll”, la cual permitió una dedicatoria especial: “estamos homenajeando a Charlie Watts de los Rolling Stones esta noche. Que en paz descanse”. 

El concierto alcanzó finiquito inexorable con el tema intitulado como “Gracias” en una lluvia de confetis multicolores.

Moderatto debutó oficialmente en 2001 con el lanzamiento de su disco “Resurrexión”. Desde sus orígenes hace 20 años el ensamble ha rendido tributo a la cultura pop musical transformando exitosas rolas al rock, a la par de contar con repertorio propio.

 

Más de

Comentarios