Jorge F. Hernández

Aumenta la polémica por el despido del escritor Jorge F. Hernández

La noticia provocó un encendido debate en las redes sociales, donde se atribuyó el despido debido a su artículo en el diario Milenio, en el que se expresó a favor de la lectura en contraposición al pronunciamiento que hizo en días pasados Marx Arriaga.
domingo, 8 de agosto de 2021

MADRID (proceso.com.mx).– Crece la polémica por el cese del escritor e historiador Jorge F. Hernández como Agregado Cultural de la Embajada de México en España y como director del Instituto de Cultura de México en la misma legación.

La noticia provocó un encendido debate en las redes sociales, donde se cuestionó a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), atribuyendo el despido a su habitual artículo en el diario Milenio, en el que se posicionó a favor de la lectura en contraposición al pronunciamiento que hizo en días pasados Marx Arriaga, director de Materiales Educativos, durante la conferencia “Formación de docentes lectores en la escuela normal”, en la que dijo leer no debe ser un acto “individualista de goce” y que esto es un acto capitalista, lo que provocó innumerables críticas entre distintos escritores.

Hernández escribió en su artículo “Por placer”: “Yo parto aquí una lanza a favor de quienes leemos por insomnio, para viajar sin maletas a cualquier paisaje y sin reloj a cualquier hora y época; hablo de los que leen en voz alta para compartir una trama y los que leen en silencio para hablar con dioses, ligarse a una musa o matar a un tirano… y hablo del que lee por pendejo porque no le queda de otra y el que lee las instrucciones para no dejarse engañar con un electrodoméstico y por supuesto por la niña que se talla los parpados en el instante luminoso de una línea donde un adolescente lee que es escrito como mago de maravillas en el libro que lee un anciano al que le leen en el asilo lo que una viejecita escribió en su juventud para dejar aclarado ya para siempre que en el fondo se lee por placer y diversos placeres se quedan en pura lectura así sigan babeando las recuas increíbles que advenedizos absolutamente ilegibles”.

El comunicado de la SRE lo firmó Enrique Márquez, director de Diplomacia Cultural de México, en el que señaló que había cesado el contrato de Hernández “por comportamientos graves y poco dignos de una conducta institucional”.

“Reconozco que durante el tiempo transcurrido, su trabajo y sus aportaciones han sido muy importantes, como es de sobra conocido. Sin embargo, en fechas recientes, desafortunadamente, el señor Hernández incurrió en comportamientos graves y poco dignos de una conducta institucional que nos llevaron a solicitar a la secretaría el término de su contratación”.

Más tarde la cancillería subió a su sitio de internet una segunda versión del mismo comunicado en el que elimina la palabra graves y solo se señala que el cese se debió a “comportamientos poco dignos de una conducta institucional”.

En ninguno de los dos documentos se precisa cuáles son esos comportamientos poco dignos del historiador.

El hecho provocó una encendida reacción en las redes sociales en las que muchos de los comentaristas aluden a que el cese se debió a un acto de censura por el artículo, que aunque elegante en su escritura es contundente sobre el valor de leer y que se posicionaba en contra de los dichos de Arriaga.

En los comentarios en redes se atribuye a la esposa del presidente Andrés Manuel López Obrador, Beatriz Gutiérrez Müller, ser la protectora de Arriaga.

La noche del sábado, Jorge F. Hernández compartió el comunicado de su cese con el agradecimiento “al equipo del Instituto Cultural de México en España y la Biblioteca Octavio Paz”.

Ante la reacción en redes por el cese, el director ejecutivo de Diplomacia Cultural, Enrique Márquez emitió un nuevo comunicado, sin los logotipos de la SRE, en el que se lee que “por respeto a la opinión pública y dada la tergiversación que se ha generado, me veo obligado a precisar que de ninguna manera se trata de un acto de censura por los artículos y opiniones publicas recientes del Sr. Hernández. Se trata de un asunto ético y de conducta institucional”.

Señala que en días pasados, en una reunión en la ciudad de México, el escritor se refirió “en términos muy ofensivos y misóginos a quien era su jefa la señora embajadora de México en España, María del Carmen Oñate Laborde (sic) (su apellido es Oñate Muñoz). El propio sr Hernández, buscando mi apoyo, me refirió lo ocurrido en dicho evento. Esto está documentado”.

Asegura que por eso pidió a Recursos Humanos la terminación del contrato del escritor, porque “de ninguna manera estaría de acuerdo con conductas ajenas al debido respeto a las personas y a los códigos de ética institucional”.

Sin embargo, Jorge F. Hernández compartió el comunicado personal de Márquez, en un tuit en el que califica de “mentira” la explicación dada por el titular de Diplomacia Cultural. “Alcanza Usted puras mentiras”, escribió en respuesta al comunicado.

Hernández ha recibido muchas muestras de apoyo, entre otros de Consuelo Sáizar, ex titular del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta).

Jorge F. Hernández tiene una prolongada serie de títulos de historia, cuento, novelas desde la primera La emperatriz de Lavapiés; Réquiem para un Ángel; libros en los que combina sus textos y sus dibujos, como El dibujo de la escritura; su libro de Cuarentímos para la cuarentena, que publicó durante la pandemia y, recientemente, su novela Un bosque flotante.

Comentarios