conciertos

“El show debe continuar”: Kevin Parker de Tame Impala ante sus fans mexicanos

La promesa de proseguir con su primer tocada mexicana fue lanzada en Instagram y como buen hombre de palabra.
sábado, 11 de marzo de 2023 · 20:31

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- “El show debe continuar”, dice un memorable adagio del mundo del espectáculo.

En fiel concordancia con tal premisa, a los asistentes que acudieron el viernes por la noche al Palacio de los Deportes les quedó claro que los impedimentos no existen para Kevin Parker, líder creador de la banda australiana Tame Impala, quien se presentó ante sus fans mexicanos pese a una fractura de cadera, resultado de haber intentado correr una media maratón.

La promesa de proseguir con su primer tocada mexicana fue lanzada en Instagram y como buen hombre de palabra, Kevin Parker correspondió a sus adoradores chilangos ofreciendo tremenda lava de rock y psicodelia, a lo largo de dos horas con una energía que por momentos pareció inagotable.

 

La celebración forma parte de su gira para enseñar la reciente discografía de Tame Impala “The Slow Rush” (2020), amén de infaltables éxitos.

Demostrando fortaleza y amor hacia sus seguidores, el buen Kevin (quien cuenta con 37 años) avanzó caminando estoico al centro del tablado sosteniéndose por muletas, recibiendo al instante alaridos cariñosos en respuesta ensordecedora.

“One More Year” y “Borderline”, emprendieron los vuelos de alucín, permaneciendo el vocalista de pie para los primeros temas y después, reposó en un banquillo. Atmósferas astrales enmarcaron el diseño espectacular de arte digital, vía una descarga de visuales hechizantes difuminados en la gigantesca pantalla fondeando, muy al estilo conceptual de Tame Impala. Las luminarias y rayos láser configuraron un viaje de ensueños futuristas.     

El repertorio consideró “Mind Mischief”, “Breathe Deeper” y “Posthumous Forgiveness”. Fue una velada enloquecedora, de afectos y pasiones correspondidas, mientras el rockero originario de Sídney, acaso sorprendido, agradecía a cada oportunidad, destacando su emotivo mensaje:

“¡Cada noche y espectáculo (sic) es diferente para mí! ¡Mi cuerpo está algo roto, pero mi espíritu está al cien por ciento!”.

Y era verdad… Rápidamente se alzó al sonoro retumbar de “Elephant”, “Lost in Yesterday” y la demencial “Apocalypse Dreams”. El público brincaba y danzaba en catártica fiesta a los ritmos de “Mutant Gossip” y el estallido brutal de emociones con “Let It Happen”. Los respetables volaron a las fronteras de la locura en los rolones como “Feels Like We Only Go Backwards” y “Glimmer”, sin faltar “Runway, Houses, City, Clouds”.

El festín vislumbraba los finiquitos sonoros en “New Person, Same Old Mistakes”. Exhausto, el artista desapareció unos segundos para concluir interpretando “The Less I Know the Better” y “One More Hour”. Finalmente y cobijado del clamor masivo, Parker huyó con la energía recargada de mutua correspondencia. (https://youtu.be/pFptt7Cargc)

Hoy sábado, el conjunto volverá a presentarse en el Palacio de los Deportes.    

Comentarios