Nacho Vegas

Nacho Vegas, bohemia de rock y consignas en el Pepsi Center del WTC

El cantante español gritó que lo ocurrido en la Franja de Gaza no es una guerra entre Israel y Palestina, “¡es un genocidio!” y cedió el micrófono a la vocera de la Plataforma Común por Palestina.
lunes, 22 de enero de 2024 · 14:39

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– El cantante español Nacho Vegas dio bohemia de rock en el Pepsi Center del WTC, el recorrido musical incluyó consignas contra la guerra en Gaza.   

El artista nacido en la ciudad de Gijón, Asturias, estuvo puntual el sábado para iniciar con el tema “Belart”, e instantánea conexión con 4 mil fieles reunidos en el recinto de la colonia Nápoles.    

El recital fue diseñado en atmósferas de intimidad. En el tablado figuraban luminosos astros flotando sobre Nacho y su ensamble de músicos, integrado en las guitarras por Joseba Irazoki y Juliane Heinemann, el bajista Hans Laguna, el tecladista Ferran Resines y en la bataca, Manu Molina.

Acudió un público contemporáneo al cantautor y activista de 49 años. Los asistentes perseguían en incesantes coreos los versos de Ignacio González Vegas. Se consideró en repertorio “Va a empezar a llover”, “Ser árbol” y “Reloj sin manecillas”.

De inseparables gafas oscuras, el elegante trovador en constantes gratitudes, gentil saludó a su gente:

“Este es ultimísimo concierto de la gira que empezamos hace ahora justo dos años con la publicación de nuestro álbum ‘Mundos inmóviles derrumbándose’. La cerramos hoy aquí porque es un sitio muy especial para nosotros. Esperamos devolverlos, aunque sólo sea un 5% del cariño que nos ha dado México por todos estos años”. 

Los rugidos y aplausos retumbaron ensordecedores navegando a los ritmos de “El don de la ternura”, “Ciudad Vampira”, “Esta noche nunca acaba”, “Abnegación” y “Lo que comen las brujas”.

El vocalista recordó su primera visita a México hace 15 años entonando “Bravo”. El espectáculo de alrededor de dos horas avanzó sin pausas escuchándose “Ramón In”, “El mundo en torno a ti”, “Cómo hacer crac” y “Dry Martini S.A.”.

Nacho Vegas lanzó una serie de mensajes contra la guerra:

“Hoy 20 de enero, en el Estado español, más de 70 ciudades se movilizaron”.

Extendió detallando que lo sucedido en Palestina, Gaza y Cisjordania:

“¡Es un genocidio!”.   

A su vez, concedió palabra a la vocera de la Plataforma Común por Palestina, conformada por organizaciones, sindicatos, colectivos y personas solidarias con la causa palestina en México:

“Los imparables bombardeos tienen la intención de exterminar en su totalidad a la población y reducir a Gaza en sólo escombros, para seguir con la apropiación absoluta de su territorio. Israel sionista, aniquila a los niños y mujeres palestinos, llevando así a cabo una limpieza étnica”.

Con la bandera palestina extendida en el escenario, la activista añadió:  

“En este momento la situación arroja un sangriento saldo de más 24 mil muertos, de los cuales 7 mil son niños, hay más de 60 mil heridos, incluso hay niños que están siendo amputados sin anestesia diariamente, cerca de 6 mil personas sepultadas bajo los escombros…”.

Y clamó en:  

“Alzar la voz por aquellos que en este momento han sido silenciados, diciendo lo siguiente: ¡No es una guerra, es genocidio! ¡A romper, a romper, relación con Israel!”.  

Vegas precisó:

“¡Espero que no seamos impasibles ante este genocidio!”.

El concierto prosiguió en “Big crunch” y “La gran broma final”, tema para el cual comentó:

“Tengo que decir que, aunque digan de nosotros que somos una banda española, en realidad no pisamos España casi nunca”.

Se afinó “El hombre que casi conoció a Michi Panero”, dando ficticio adiós y retomar velozmente entregando en obsequios “El ángel Simón” y “La pena o la nada”. El buen Nacho Vegas enfilado junto a sus músicos elevó correspondencias para deleite de la satisfecha congregación.

Comentarios