ATUENDO: El incomprendido

sábado, 18 de octubre de 2003
“Ya me estoy cansando”: Ricardo LaVolpe México, D F, 17 de octubre (apro)- Mientras la Selección Nacional acumula derrotas en partidos amistosos, Ricardo Antonio LaVolpe recurre a toda su imaginación para encontrar los pretextos que justifiquen su mala cosecha de resultados Harto de las exigencias, de que nadie entiende su proceso, LaVolpe ha insinuado incluso la posibilidad de irse del mando de la Selección En el Atlas, los cuatro años que dirigió se la pasó diciendo lo mismo: que si no lo respetaban y apoyaban se iba A los dirigentes primero les dio preocupación, luego indiferencia y finalmente les causaba risa cada nueva amenaza Cuando uno dice que se va, exige la vieja conseja del honor, es porque ya se ha ido Por eso hay quien afirma que la renuncia se piensa con los sesos y se firma, como dice Hugo Sánchez, “con las amígdalas” La decisión de renunciar no es negociable Es tan propia del individuo que, inclusive, puede no compartirla ni con sus seres queridos, porque sabe que ellos lo apoyarán en cualquier decisión Cuando se anuncia que se va y no se va, el mensaje chantajista funciona una vez, dos, si acaso tres, pero a la cuarta vez nadie la toma en serio Algún asesor insano le ha recomendado a LaVolpe utilizar el chantaje de su salida para asustar a la clase directiva del país; pero hasta los mismos que impulsaron su candidatura, hoy están hartos de sus formas No le niegan capacidad, simplemente que su estilo de trabajar peleando con todos, declarando torpezas, metiendo la pata con la boca y comprando pleitos innecesarios, está cansando a los dirigentes Bien se ha dicho desde hace años que el peor enemigo de LaVolpe es él mismo Su exaltado ego y la propensión a sentirse el sabelotodo del futbol le han acarreado mil y un problemas Y aunque al entrar al cargo dijo que ya había cambiado, los hechos demuestran todo lo contrario Lo malo para LaVolpe no es sembrar vientos a la espera de cosechar tempestades No Lo verdaderamente dramático es que no le gana a ningún rival Los últimos amistosos han sido una calamidad Y la convocatoria de muchos jugadores también ha ganado la duda de todos porque sus presuntos conocimientos de futbol se están topando con el mal rendimiento de los futbolistas en la cancha y eso desacredita su cartel de experto Futbolistas de escasa trayectoria, de calidad por confirmar y que todavía no se consolidan siquiera como titulares en sus equipos han sido convocados por la simple, sencilla y rotunda razón de que a LaVolpe le gusta su estilo, no porque sean indiscutibles en el ánimo de la comunidad futbolera Aunque prometa que en el Mundial de 2006 todo será lindo y maravilloso, o exagere al decir que México calificará “caminando” en su eliminatoria geográfica, la verdad es que el aficionado empieza a dudar de su verdadero potencial como entrenador nacional Las críticas de Hugo Sánchez entraron en una fase de tregua, pero ni remotamente se crea que ya terminaron Hugo ha hablado con sus dirigentes y los de la Federación de que le baje al asunto para seguir siendo considerado un candidato al relevo Si LaVolpe no revierte los resultados, igual que cualquier otro técnico en el mundo, se tendrá que ir Así es su profesión: los entrenadores son hijos de los resultados

Comentarios