ATUENDO: Más manchas al tigre

jueves, 30 de octubre de 2003
*"Quien demande puede sufrir la desafiliación": Alberto de la Torre México, D F, 29 de octubre (apro)- Primero fue la parálisis, la política del avestruz, de esconder la cabeza cuando surgen los problemas; luego vino la torpeza al explicar las causas de los fallos Y finalmente la actitud amenazante, que siempre queda en actitud porque nunca se cumple La Federación Mexicana de Futbol ha pasado de un estado a otro y ahora está en la indefinición, pues por más buena fe que se tenga, hay causas que en verdad no pueden rescatarse Los dos nuevos escándalos que sacuden la estructura de la Femexfut no han sido resueltos en la forma más aseada posible Cierto que la conducta de Antonio Leaño Álvarez del Castillo al introducirse al terreno de juego para amenazar (así lo dijo el acusado) al juez de línea Héctor Delgadillo, refleja una conducta impropia, ilegal y peligrosa, también la salida de ir a demandar a los tribunales civiles al colegiado se debe interpretar como la única vía de solución que encontró, ante la incompetencia manifiesta de la FMF para poner orden entre los árbitros El otro asunto pecaminoso, el de los "cachirules" en la Primera "A", derivado "de un error de la computadora" (¡córranla inmediatamente por estúpida!) hace que la explicación sea peor de torpe que la comisión de la irregularidad Y no es, como dice el presidente Alberto de la Torre, asunto de la Primera "A" simplemente Forma parte de la mala imagen que está proyectando el futbol federativo, a pesar de su buena fe En la suma ya son muchísimas las manchas al tigre, por lo que una disculpa tan ingenua no puede ser tomada en serio Si el departamento de cómputo es responsabilidad de Tomás Barriga, un funcionario que llegó con Miguel Pasquel, pues fácil el asunto: se le despide y ya Otra vez fue la secretaria porque no avisó la llegada de un fax internacional Luego los supuestos responsables de filtrar a Proceso los contratos de los jugadores Enseguida los anónimos en las afueras de la FMF, donde hablaban de un bacanal entre José Antonio García, otros dirigentes, miembros del cuerpo arbitral y una supuestas damas de compañía Antes las grabaciones en la casa de Felipe Ramos Rizo Y pocos meses antes el escándalo de los naturalizados ilegales Un coctel interesante para los mal pensados La FMF no necesita explicaciones Necesita una sacudida de fondo porque la imagen que están proyectando es la de una entidad sin orden, sin cabeza, sin estructura jerárquica, sin comisiones operativas, sin ejecutivos capaces y sin ley Así que el caso Leaño y el de los "cachirules" de la Primera "A" son otro par de rayas para iluminar bien al tigre

Comentarios