Futbol mexicano: la plegaria desplaza a la técnica (Segunda y última parte)

miércoles, 8 de octubre de 2003
* Admiten jugadores que cuando pierden, responsabilizan a Dios México, D F, 7 de octubre (apro)- De la Virgen de Guadalupe hay que hablar, irremediablemente, en las filas del Cruz Azul Es común que sean los futbolistas más experimentados los que pongan el ejemplo Durante la liguilla del Torneo de Invierno 97, el defensa Guadalupe Castañeda salió al campo llevando consigo un cuadro con la imagen de la Virgen de Guadalupe, mientras que elementos como Carlos Hermosillo y Juan Reynoso cuidaban el detalle de colocar debidamente la imagen de la Guadalupana en sus espinilleras "Hermosillo es muy creyente Durante su etapa de jugador del Cruz Azul siempre trató de inculcar el catolicismo entre nosotros Para cualquier viaje o para toda ocasión nos recordaba encomendarnos a Dios, a la Virgen Creo que también aprendimos mucho de él", revela Aram García, conductor del autobús del equipo cruzazulino "No sabría decir cuál es el santo patrono del Cruz Azul Alguna vez me preguntó Miguel Marín que quién era el santo de los choferes Le respondí que San Goloteo, porque todos llegamos muy sangoloteados del viaje", bromea El final de la liguilla ya lo saben: Cruz Azul logró su octava estrella tras una búsqueda que les llevó 17 años Jugadores y cuerpo técnico celebraron en el vestidor la ansiada conquista Agustín Agustinos Herrera, testigo de los hechos, recuerda que durante un buen rato los jugadores rezaron a la Virgen, mientras en una esquina el técnico Luis Fernando Tena también elevó sus plegarias "No me imagino una vida sin tener a Dios de mi lado Sin Él, siempre estaría de malas y las cosas no tendrían sentido Me echaría a lo cómodo y no haría el mínimo esfuerzo por arreglar las cosas", dice el delantero Juan Carlos Cacho, quien acude a misa los domingos, cada vez que tiene tiempo "Las creencias existen: soy católico y Cruz Azul es el equipo número uno en este renglón Creo en muchas cosas y tengo a mis santos de devoción", dice el mediocampista veracruzano Tomás Campos "Es bueno que Cruz Azul sea el primer equipo católico del futbol mexicano porque soy católico, pero habrá gente que no lo sea y por allí piense diferente", advierte Oscar Pérez en el interminable desfile de jugadores católicos en la sede del club, La Noria, por el rumbo de Xochimilco El fallecido portero argentino Miguel Marín, legendario jugador de Cruz Azul, hizo de la devoción al catolicismo un verdadero acto de fe entre los pequeños elementos de fuerzas básicas en el club cementero, a quienes inculcó la referida plegaria, que ahora es prioridad entre los entrenadores de los equipos inferiores hacia sus jóvenes jugadores Con El Gato Marín --símbolo de Cruz Azul en las décadas de los setenta y los ochenta-- como principal estandarte, la directiva del equipo fomentó las peregrinaciones a La Villa, a la que asistían, lo mismo empleados, directivos y jugadores "En ese tiempo Marín jalaba mucho a sus compañeros para asistir a las misas y estaba de acuerdo con visitar las iglesias", refiere Fernando Rojo, exgerente administrativo y actual asesor de la presidencia de Cruz Azul Sin embargo, "las peregrinaciones se dejaron de celebrar porque la gente, los torneos y las costumbres cambian, aunque los jugadores no dejan de ser católicos Muchos de los futbolistas que se integran al club se han declarado católicos, un principio de los directivos de este equipo", dice Rojo, quien aclara que anualmente se realiza una misa en La Villa y en las propias instalaciones del club para recordar a los difuntos del equipo En Cruz Azul hay quienes aprovechan sus ruegos para pedir por la victoria o por el gol, como el mediocampista Tomás Campos: "Soy de esos que siempre le rezan a la Virgencita y a Dios Les doy gracias por lo que me pasa diariamente y me comprometo a redoblar los esfuerzos Le pedimos a Dios que nos ayude con el triunfo" Por su parte, Cacho señala: "Siempre cuando perdemos le echamos la culpa (a Dios) de por qué no nos ayudó, pero igual la culpa es nuestra, a veces por desatención, pero cuando ganamos le damos las gracias Todo pasa por algo, pero soy de los que pienso que Dios tiene que ver en las derrotas y en las victorias de los equipos; mitad de Él y mitad de uno" El delantero Miguel Zepeda, ahora en el club Morelia, prefiere rezar por los desprotegidos "No soy de los que meten mucho a Dios en el futbol Hasta ahora no sé de ningún jugador al que Dios le haya dado ese don como para decir que va a meter cierta cantidad de goles En el mundo hay tanta gente que se está muriendo de hambre o por enfermedades como para pedirle al Señor que nos ayude a ganar un partido; eso va en función de las facultades y capacidades de cada quién Se me hace molesto y hasta incómodo que algunos compañeros le pidan tanto a Dios para ganar un juego A Dios le pido que me dé salud" Francisco Palencia, jugador símbolo del Cruz Azul durante años dice: "nunca me ha gustado mezclar la religión con el trabajo Soy muy creyente, pero no me gusta exhibir imágenes, ni hacer comentarios respecto a la religión” "Toda mi familia es muy católica y yo voy mucho a misa Creo en Dios y este club es muy solidario; también cree en Dios", añade Zepeda El entrenador Enrique Ojitos Meza, eterno suplente de Miguel Marín en el arco del conjunto cruzazulino, tampoco gusta hablar de religión, y menos ahora que acusa a un reportero de un diario deportivo capitalino de meterse contra él por sus frecuentes peregrinaciones a La Villa "No quiero que un asunto que hago con tanta devoción sea motivo para que la gente piense que lo deseo hacer público Esto es una cuestión muy personal y ojalá me entiendan", dice Meza con su calma característica, esa que parece reprimirle de celebrar sus satisfacciones y de airear sus molestias El técnico aclara que a La Villa no sólo acude cada vez que hace campeón a uno de sus equipos --lo hizo en las tres ocasiones en que coronó al Toluca-- "Tampoco voy a pagar mandas, porque a La Basílica acudo varias veces durante el año y me voy caminando desde mi casa para dar gracias a Dios y a la Virgen, desde la Calzada de las Brujas", aclara

Comentarios