ATUENDO: La Revancha

jueves, 9 de octubre de 2003
*"Hay que correr a ese extranjero del país": Hugo Sánchez México, D F, 8 de octubre (apro)- Un nuevo episodio del pleito sin fin es el que viven Hugo Sánchez y Ricardo LaVolpe Ambos se suben al ring con singular alegría, pese a los llamados tibios de la Federación por meterlos al orden Alberto de la Torre tuvo a LaVolpe como entrenador del Atlas durante dos años y él mismo lo despidió doce meses antes de terminar su contrato Sabe, por tanto, que es un caballo desbocado y que su carácter es incontrolable También tuvo contacto personal cuando "sondeó" entre los candidatos a dirigir a la Selección Nacional y Hugo, en su casa, lo invitó a cambiar el procedimiento o abandonaría voluntariamente la lista de candidatos Hugo, pues, lo mandó a volar en ese momento, dejando el camino libre para platicar con los otros candidatos, Carlos Bianchi y Luiz Felipe Scolari Finalmente se eligió a LaVolpe porque los dos multicampeones eran caros LaVolpe se puso por debajo del sueldo que ganaba en Atlas y Toluca (allá pasaba del millón de dólares anuales) y aceptó 880 mil dólares al año Hugo, en cambio, mantiene una buena posición en la liga, con Pumas ubicado en los lugares de privilegio, haciendo un futbol que lo convierte en candidato al título LaVolpe ganó la Copa de Oro y la medalla de bronce en los Panamericanos (por ambas cobró un premio adicional), pero sigue sin convencer a muchos Llamó a Claudio Suárez a los 35 años de edad y no quiere convocar a Cuauhtémoc Blanco, no porque lo conoce, sino por la afrenta de aquel día en que se burló de él acostándose a la mitad del campo, luego del gol que le había metido al Atlas Los seleccionados viven cerca del caos, no se saben las nominaciones ni los motivos y la selección navega siempre entre tormentas Hugo convoca a la nación a correr del país a un extranjero como LaVolpe porque "es mala persona", un argumento de naturaleza débil y que no le dará poder de convocatoria Será, de cualquier manera, una especie de francotirador al acecho, blandiendo su rifle, a la espera de que la ocasión le permita una oportunidad mejor para atacar LaVolpe no cambiará Primero pelea con la prensa, la tacha de corrupta y de caduca, luego sigue con los entrenadores que no trabajan en fuerzas básicas y ahora le exige a Hugo que le diga dónde están los centro delanteros para la elección y lo reta a hablar de futbol, erigiéndose como el "santón" de los conocimientos finos del deporte de las patadas Un gran problema tiene el medio porque los dos padecen la misma enfermedad: la soberbia Y se les hincha lo mismo en su cuerpo: el ego En esa lucha de personalidades viviremos los siguientes meses, hasta que LaVolpe caiga de la gracia de quienes lo eligieron Porque la lucha de Hugo no va a parar hasta que lo vea caído

Comentarios