Christian Fenioux, eternamente joven

jueves, 13 de noviembre de 2003
* El ciclista pretende romper su propia marca mundial de la hora México, D F, 12 de noviembre (apro)- Christian Fenioux, veterano ciclista de 50 años de edad, creó una de las más importantes empresas de su vida: un laboratorio de plantas y productos naturales en su natal Francia, en la que participan 200 trabajadores Con la mayoría de su personal suele hacer ciclismo en las mañanas y en las tardes, después de compartir la mesa Doble recordista mundial del ciclismo de pista, Fenioux dio origen al más ambicioso de sus proyectos en 1985 con la idea de proporcionar a los médicos las ventajas de la medicina naturista con precios razonables y, de esa manera, responder a las necesidades tanto de los especialistas como del público en general A su medio siglo de existencia, el ciclista pretende convertirse en un ejemplo para sus trabajadores A ellos, lo mismo les inculca la afición por el deporte que la buena vida "Llevo una vida muy sana, y por eso estoy en constante búsqueda de los récord, porque con una vida sana se pueden lograr grandes cosas" Christian Fenioux se siente con la obligación de mantener vigentes sus propias marcas mundiales --récord de la hora y en los 500 metros con salida lanzada en la categoría masters-- en los anales del ciclismo mundial, acaso por eso la vida lo lleva a replantear nuevas metas, como buscar la fórmula de la existencia o simplemente vivir, por ejemplo, "cincuenta años más, o más años posibles" El pedalista cree que hay demasiadas factores que influyen en su favor para sentirse, por lo menos, eternamente joven, justo ahora que intentará nuevamente en México, en el Centro Deportivo Olímpico Mexicano, romper su propia marca de la hora mundial: 43 kilómetros y 116 metros, vigente desde hace cuatro años "Quiero hacerlo cuatro años después Me parece que ahora soy más joven y pudiera decir que siempre me he sentido joven "Fenioux se siente joven, porque además tiene una actitud muy positiva ante la vida: le gusta sonreír y hacer bromas Por eso quiere permanecer joven toda la vida", comentó, por su parte, su coordinador Pierre Bredeo Christian Tenía 46 años cuando impuso su récord mundial y, al establecer su propia marca, se sintió joven para siempre, en esa permanente lucha frente a la edad Pero no será esta la primera ocasión que el francés se lanza en busca de triturar su propio récord, impuesto en México en noviembre de 1999 Lo hizo sin éxito en el velódromo de Alto Irpavi, de La Paz, Bolivia, considerado el más alto del mundo (3417 metros sobre el nivel del mar, que permite a los ciclistas alcanzar mayores velocidades) Sin embargo, Fenioux apenas registró 41 kilómetros 812 metros y 77 centímetros en 126 giros, cuando tenía que exceder los 43 kilómetros en 129 vueltas Mas el 13 de junio de 2002, Fenioux impuso en Bolivia una nueva marca mundial en la prueba de 500 metros con salida lanzada, categoría veteranos, con su marca de 31 segundos y 37 centésimas El francés bajó en 48 centésimas su propio récord mundial, de 31 segundos 85 centésimas, que logró un año antes en Cochabamba, al centro de Bolivia Si todo sale conforme a lo previsto, Christian atacará su propio récord entre jueves y viernes "Vamos a ver cómo nos sentimos en la altitud", dijo el ciclista, que ha encontrado la pista capitalina "algo sucia y resbalosa" No obstante, aseguró que le gusta este velódromo, donde la holandesa Leontien Van Moorsel estableció nueva marca de la hora femenil, el pasado primero de octubre: 46665 kilómetros "Forma parte de mi vida romper récord mundial, y prefiero batir mis propias marcas", aseguró el veterano --¿Qué lo motiva a seguirse preparando? --El deseo de preservar mis marcas el mayor tiempo posible para que permanezcan en las tablas del ciclismo mundial, además que siempre quiero ser joven

Comentarios