ATUENDO: Para incrédulos

sábado, 22 de noviembre de 2003
"Aunque no lo crean hubo cosas buenas este año": Ricardo LaVolpe México, D F, 21 de noviembre (apro)- Mientras Hugo Sánchez insiste en que la Selección Nacional está siendo utilizada para "el cachondeo" y que se enfrenta a rivales de colonias del Distrito Federal (así menospreció a Islandia), el entrenador Ricardo LaVolpe dice que este 2003 tiene cosas buenas, aunque los incrédulos mantengan su posición de ternos escépticos LaVolpe vive su propio mundo, por supuesto Ve avances donde los demás sólo alcanzan a percibir nubarrones Niega la existencia de talentos en mitad de campo y en la delantera, y los justifica al argumentar que esas posiciones están copadas por extranjeros igual que la silla de entrenador de la Selección Nacional, ocupada por un argentino Justifica siempre los malos resultados y se acoge al antiquísimo pretexto de que son partidos de preparación Del "manoseo" de jugadores señala que seguirá experimentando, pese a las críticas porque está en su derecho y porque el proceso así se lo marca Cuando se habla de la posibilidad de que pierda el puesto, hace mutis y cuando habla, reta a los directivos a destituirlo para que le paguen la prima de rescisión de contrato, que vale varios cientos de miles de dólares LaVolpe insiste en que no tiene armadores en mitad de campo ni definidores en el ataque Tampoco tiene una defensa sólida ni un portero de talla universal Total: al cabo de un año y un mes, no tiene equipo Entonces, ¿qué ha hecho por México en estos 13 meses? Sólo utilizar salidas cómodas, pretextos sin fundamento y sus versiones personalísimas de la situación del futbol La única vez que fue encarado por la prensa, en el noticiero de CNI, Canal 40, se enojó con Carlos Albert y abandonó el estudio con ese aire de que "ningún estúpido de este mundo me entiende" Con frecuencia LaVolpe da a entender que el único sabihondo de futbol con el que se puede hablar es con su espejo Nadie sabe de táctica, de estrategia, de posicionamiento en la cancha, de técnicas de entrenamiento ni juegan nintendo en su computadora con equipos y situaciones inverosímiles LaVolpe es campeón del mundo en su computadora, pero en la cancha ya no le ganamos a ningún equipo, por muy bajo que esté en el ranking internacional Pero la FIFA nos sigue favoreciendo al ascender tras cada derrota uno o varios lugares en el escalafón de selecciones nacionales La última de ellas nos colocó en el quinto lugar, el que destinan regularmente a las potencias mundiales El balance en resultados para la selección es punto menos que caótico, pero LaVolpe sigue llevando dólares a su bolsillo, pues en su contrato se establecen premios por objetivos Aparte de sus 800 mil pesos mensuales, LaVolpe recibió un bono por el título de la Copa de Oro y otro bono igual de jugoso por la medalla de bronce de los Panamericanos A eso va LaVolpe: a engordar su cuenta bancaria, pues mientras no esté jugando bonos seguirá llamando jugadores para experimentar y seguirá perdiendo partidos porque no son eliminatorios Y mientras el mundo no lo entienda, todos seguiremos siendo una bola de burros, mientras él seguirá dando cátedra de futbol científico a los millones de ignorantes que poblamos el planeta

Comentarios