ATUENDO: los 55 candidatos

jueves, 4 de diciembre de 2003
Hans Westerhof nos dejó una lista de los 55 mejores en sus puestos: Ivar Sisniega México, D F, 3 de diciembre (apro)- Jorge Vergara, amante de la grandilocuencia y la exageración (típicos reflejos de la megalomanía) soltó los primeros nombres: Rafael Márquez, del Barcelona, y Gerardo Torrado, del Sevilla Claro: sabe que son imposibles, pero le ayudan a distraer la atención de los aficionados Chivas, que están experimentando los primeros síntomas de la frustración de no haber calificado Experto en el arte de engañar, cual hábil ilusionista, Vergara quiere hacer creer a la gente que le va al Guadalajara que "ahora sí" va en serio su promesa de campaña, aquella que decía que tendría "el mejor equipo del mundo" Hasta ahora, a un año de promesas incumplidas, Vergara se ha dado cuenta por fin que hacen falta los refuerzos, que el campeonato mexicano es así y que no basta su ingenio ni su "filosofía" para ganar títulos Mientras no cambien las reglas, el torneo mexicano se gana con un equipo de calidad, con jugadores capaces y aptos para la gran competencia No se ha patentado todavía el triunfo "por desplegadazos", en los cuales Vergara da dinero a los dueños de periódicos para que luego sus reporteros y columnistas "le bajen a las críticas" para no lastimar su objeto único de deseo: el negocio por sinergia, a través de la venta multinivel de sus complementos alimenticios Como vendedor de aspiraciones de éxito, Vergara necesita que los dichos queden plasmados en los hechos Y se dio cuenta que convencer a la afición no es igual que hipnotizar a sus distribuidores, que son especie de adoradores del dios del negocio En el futbol a nadie le importó que limpiara la camiseta de anuncios, ni que iniciara una campaña de desplegados A la afición le interesa que las Chivas ganen campeonatos, que peleen los primeros lugares y que ya, de miseria cuando menos, califiquen a la liguilla Todos esos objetivos fueron un fracaso total ¿Cómo trató de esconder Vergara el fracaso? Con lo único que sabe: con promesas, más desplegados y nuevas promesas de refuerzos Tan malos consejeros tiene en ese terreno que tres de los cuatro jugadores que incorporó en el último año están ahora en condición de negociables: Omar Rodríguez, Heriberto Ramón Morales y Armando Tavira De los cuatro sólo respondió y no con goles el cruzazulino Francisco Palencia, quien sólo consiguió dos tantos, ambos de penalti En la lista de 55 que les dejó el holandés Hans Westerhof (cinco por posición), seguramente Vergara y su equipo lerdo de asesores comprarán o traerán a préstamo a los dos o tres más baratos Esa es la historia de Vergara: promete más de lo que cumple En su biografía se habla de que fracasó como empresario en un negocio de tortas ahogadas Andaba cerca, porque pudo tener un éxito rotundo, impresionante, si se hubiese dedicado a vender tacos de lengua Esa es su especialidad

Comentarios