Víctor Estrada, cerca del retiro

martes, 9 de diciembre de 2003
México, D F, 8 de diciembre (apro)- La carrera del campeón panamericano de tae kwon do, Víctor Estrada –medallista de bronce en Sydney 2000--, corre peligro y camina por la cuerda floja del retiro: si se confirma la gravedad de la lesión, producto de su combate contra el francés Christoff Negrel, durante el preolímpico disputado el pasado fin de semana en Francia, dirá adiós a las competencias A esta conclusión llega el exponente mexicano de la categoría de menos de 80 kilos, tras la mala actuación de los cuatro seleccionados nacionales, que regresaron al país con las manos vacías, cuando ya el tiempo se les ha venido encima, en virtud que el tae kwon do de México tendrá su último chance de asistir a los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 en el continental de Miami, que se disputará del 31 de enero al primero de febrero próximos Para Estrada ya no habría necesidad de realizar el viaje, pues anticipa que todo dependerá del resultado que este martes le practicarán los médicos del Centro Deportivo Olímpico Mexicano, al explicar que tiene una posible fisura o esguince, en la costilla izquierda Su padre Manuel Estrada, vicepresidente de la Federación Mexicana de Tae Kwon Do, dijo al respecto: “El resultado de la radiografía será importante en el futuro de Víctor, a quien voy a apoyar en la decisión que tome Sin embargo, en el fondo tengo la ilusión de que asista a Atenas” Adolorido, decepcionado y desmotivado por no obtener el boleto olímpico, Estrada denunció: “Los jueces me robaron la pelea Hay una mafia, y ya estoy cansado Imagínense: son los mismos jueces que asistirán a Atenas Recordó que durante el combate hubo un momento en que recibió un empujón de su adversario por la espalda: “En ese momento me impacté contra la silla, y ahí se produjo la lesión” La subcampeona mundial Iridia Salazar, afirmó, por su parte: “Estoy molesta y enojada porque no perdí por mi culpa, sino por decisión de los jueces Es frustrante cuando las cosas no dependen de ti y sí de terceros” Por donde quiera que se le vea, el tae kwon do ha quedado en deuda con su afición mexicana, reconoció Oscar Maldonado, asistente técnico del entrenador Hong In Bang, al asegurar que el tropiezo –y no fracaso-- de los exponentes nacionales en el preolímpico de Francia será recompensado con creces en la última llamada que tienen los mexicanos, el torneo continental de Miami, que arranca el 31 de enero del próximo año Maldonado dijo que percibe señales claras de una reactivación entre los taekwondoínes nacionales: “Recuerden que Víctor Estrada e Iridia Salazar son los actuales campeones panamericanos Por ese lado estamos confiados que se pueden lograr los pases, pero tampoco lo interpreten como un exceso de confianza” Los cuatro exponentes mexicanos –incluidos Oscar Salazar, hermano de Iridia, y Bárbara Segura— retornaron con las manos vacías a la Ciudad de México tras su breve, pero inolvidable aventura parisiense, donde dejaron escapar el penúltimo de los chances para asistir a los Juegos Olímpicos Maldonado, quien representó la avanzada del equipo mexicano empeñó su palabra al asegurar que Iridia Salazar y Estrada deben obtener el pase olímpico en Miami Al tiempo que puso en duda la participación en Miami de Oscar Salazar y Bárbara Segura, pues su confirmación en la justa se dará en un par de días, tan pronto como se analice la actuación de los seleccionados nacionales conjuntamente con el vicepresidente técnico de la Federación Mexicana de Tae Kwo Do “Nuestra última oportunidad se llama Miami, y de obtenerse un resultado negativo tendría que hacerse un análisis a fondo”, dijo Maldonado, único mexicano que ha ganado un campeonato mundial de la especialidad Ocupado en explicar –o defender— la actuación de los taekwondoínes mexicanos, el asistente técnico reveló que tampoco se ha decidido un cambio de relevo en la dirección técnica del equipo, y admitió que ahora resulta más complicado conseguir medallas en torneos internacionales

Comentarios