ATUENDO: Malo, pero nuestro

jueves, 7 de agosto de 2003
*"Los años y los dolores, en lugar de mutilarlo, lo han multiplicado":Eduardo Galeano, dedicado a Juan Gelman México D F, 6 de agosto (apro)- Extraña historia del futbol mexicano, que vive en la contradicción histórica de su pueblo, descrita con aguda precisión por Octavio Paz desde finales de los cincuenta, cuando se publicó una de sus obras cumbre, "El Laberinto de la Soledad" Cuando no optamos por la vía de la exageración, cruzamos el casi invisible hilo delgado de la prudencia para pasar a la autodenigración Samuel Ramos en “El Perfil del Hombre y la Cultura” señala que "no es que el mexicano sea inferior a otras razas, sino que se siente inferior" El futbol es un estupendo reflejo Y la Selección una de sus principales manifestaciones El futbol mexicano toma con absoluta naturalidad pasar, como los genios, de lo sublime a lo grotesco Lo mismo puede dar una buena demostración ante Brasil, para vencerlo en dos finales consecutivas (en la Copa Confederaciones y en la Copa de Oro), como empatar con Guatemala o perder contra El Salvador Y uno de sus equipos representativos, el América, lo mismo puede arruinar la fiesta al local, al Deportivo La Coruña en penales, que perder la final por la misma vía ante el Nacional de Montevideo, más acostumbrado por su historia de garra charrúa a las victorias impensadas Lo mismo nos pasa en competiciones donde todavía somos novatos, como la Copa América y la Libertadores de América Los representativos mexicanos pueden ir de lo sublime a lo grotesco Llegamos a las finales de 1993 y 2001 en la Copa América y de la misma manera que ganamos elogios, recibimos críticas por no haber sido capaces de imponernos en la final En el ámbito de los clubes, el América estuvo a cuatro minutos de eliminar al Boca Juniors en una de las semifinales más trepidantes, y un año después, ante el mismo rival, el Cruz Azul ganó un marcador parcial en la "Bombonera" donde Boca es invencible, lo llevó a penales y ahí, como siempre, un cuadro mexicano le tuvo pánico a la gloria A nivel casero ocurre un fenómeno similar El futbol nuestro de cada semana va también de lo sublime a lo grotesco El Toluca, que en casa cayó ante el Atlante puede vencer la siguiente semana al más poderoso rival que se enfrente Hoy un equipo que es goleado puede a la siguiente jornada aplicar una rotunda goleada a otro Esos vaivenes son propios de la falta de consistencia Y si usted es aficionado exigente, comprenderá que la mediocridad se pasea altiva por todas las canchas del futbol mexicano La contradicción es que a nivel internacional parecen no darse cuenta del desmadre interno de siempre Aquí, sólo aquí, se dan casos singularísimos: en la FIFA se prohiben los monopolios, pero en México Jorge Vergara es dueño de Chivas, del Sarpissa, de Costa Rica, y está por arrancar el proyecto Chivas USA en la MLS de Estados Unidos Sólo en México sucede que cuando menos siete jugadores extranjeros se naturalizan comprando hojas membretadas falsas y los registran en la Federación como legítimos; sólo en México los árbitros se manejan al capricho y amiguismo de un dictador como Edgardo Codesal Todo esto pasa mientras la Comisión de Controversias es la más activa de la FMF porque hay tantos problemas por resolver Sólo en México aparece una abogada, Thelma Herrera, defendiendo casi 100 casos de jugadores que reclaman pagos incumplidos a los equipos; sólo en México el presidente de la FMF se pliega a las órdenes de Televisa y nombra por imposición a Guillermo Cañedo hijo en la Concacaf, a espaldas de los mismos presidentes de equipos Este es el futbol mexicano de cada día, con muchos defectos de escritura, con una mediocridad que se pasea altiva por nuestros campos No somos el futbol en ascenso ni perfecto que la FIFA quiere que el mundo vea Nuestros defectos son enormes Pero es el futbol nuestro de cada día, malito, chafón, pero nuestro ¿Por qué se activa esta millonaria industria si es de baja calidad? Porque tiene carta de naturalización y porque las fibras emocionales de los aficionados así quieren a sus equipos, con sus virtudes y sus defectos

Comentarios