El empirismo en el mundo del deporte

jueves, 25 de septiembre de 2003
* La falta de entrenadores preparados evita la proliferación de buenos atletas, dice Hausleber *Existen miles de deportistas en retiro sin capacitación, asegura México, D F, 24 de septiembre (apro)- Jerzy Hausleber descartó su regreso a la caminata como entrenador y se mostró reacio para hablar sobre el desarrollo actual de esta disciplina y de sus alcances en Atenas 2004, porque, admitió, "hay gente que se ofende por mis comentarios y no quiero buscarme problemas, ¿Para qué echarle aceite al fuego?" Paradigma obligado durante años de la exitosa combinación entre deporte y logros, descubridor de grandes talentos, a Jerzy Hausleber se le reconoce ahora un valor que va mucho más allá de sus revolucionarios métodos de hacedor de marchistas mexicanos Ante su legado también se inclina una nutrida nómina de entrenadores que de alguna manera siguen sus enseñanzas, sabedores de que algunas de las técnicas que Jerzy –Jorge, en castellano-- aplicó en los andarines nacionales no eran menos revolucionarias que la de los mismos europeos La aparición de este entrenador supuso una de las grandes contrataciones Vino a México dos años antes de los Juegos Olímpicos de 68 entre un tupido grupo de colegas europeos en aras de moldear el carácter y la técnica de los atletas nacionales que se preparaban para la hasta ahora única olimpiada celebrada en Latinoamérica Fue en aquella época, por cierto, cuando en pocos meses prendió la chispa de la caminata: la medalla de plata de su primer deportista en los 20 kilómetros, el sargento José Pedraza, permanece en la memoria colectiva como una de las instantáneas más nacionales de los años sesenta de la actividad deportiva Con Hausleber, la caminata mexicana ganó tres preseas de oro: Daniel Bautista, Raúl González y Ernesto Canto, y cuatro de plata: José Pedraza, Raúl González, Carlos Mercenario y el canadiense De Blanc Con él también la marcha obtuvo más de 20 medallas panamericanas, cinco títulos de Copa Mundial de Caminata, así como nueve récords mundiales Pero estas marcas impresionantes ya forman parte de la historia, como también lo es ya el propio Jerzy Hausleber, quien paulatinamente se ha distanciado de la disciplina después de 45 años, desde que ejerce un nuevo cargo como asesor técnico del titular de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), Nelson Vargas Hausleber ha elegido también en su nuevo derrotero impartir clínicas de actualización a los entrenadores de deportes de resistencia "Cuando una época se termina hay que emprender otra", dijo nostálgico "Y cuando uno se pone más viejo hay que escribir libros", y el expolaco ya tiene preparado algunos de ellos, basados en la teoría del entrenamiento Sólo es cuestión de sacarlos a la luz pública, que ocurrirá a principios de año, según sus planes Lo cierto es que por desilusión o depresión, Hausleber se ha ido poco a poco de la caminata: "Ahora no tenemos entrenadores nacionales, porque todo está descentralizado, y eso tiene buenos aspectos, porque despierta la competencia, pero también tiene su lado negativo: permite el desorden Y en esta situación, oficialmente ya no quiero ser el responsable de dirigir en la caminata; no tiene caso meterse Tampoco quiero tener otro infarto como lo tuve en el 97, que no fue ocasionado directamente por la marcha, sino que influyeron todos los problemas de la vida" Jerzy, o Jorge, empezó a distanciarse de la caminata dos años antes del infarto Ahora, con una actividad menos apremiante, tiene la encomienda de formar y actualizar entrenadores en un medio que, aceptó, "está repleto de empíricos" Apenas tres semanas atrás, dijo que ahora cualquiera puede ir a Tacubaya a comprarse un silbato y una gorra blanca "y ya es entrenador" En entrevista con “Apro”, Hausleber reconoció que en el medio pululan muchos de ellos, a los que es difícil llamarle profesionales: "Son pseudoentrenadores que se gradúan por su propia cuenta Nadie rechaza a los empíricos, sino que se trata de ayudarlos a través de materias complementarias, pero para formar entrenadores éstos deben entrar a escuelas porque no se dan del día a la noche Es como formar médicos, porque una cosa es formación y otra actualización, y la formación debe darse en escuelas" --¿Cómo se detectan los entrenadores improvisados? --Aparecen en todos lugares Son personas que tienen grupos de atletas, algunos trabajan y otros sólo hacen la finta, pero aquellos que trabajan con éxito tratamos de ayudarlos en forma a veces económica o dándole empleo, aunque todos los empíricos también serán bienvenidos Tenemos varias instituciones deportivas dedicadas a la actualización y regularización de entrenadores a través del Sistema Nacional del Deporte de la propia Conade "Es difícil precisar el número de entrenadores empíricos en el país, pero los tenemos en todos los deportes Son miles, es una herencia que sigue, aunque intentamos darles una mejor preparación Por ejemplo, en un hospital no van a permitir que el camillero sea el que opere al paciente Y a decir verdad no todos los empíricos se muestran accesibles Hay algunos que no vienen a los cursos de actualización porque tienen miedo, aunque dentro de ellos hay gente que colocaron atletas en las selecciones nacionales “En el futbol mexicano de la Primera División también ocurre algo similar, deportistas que se retiraron y se hicieron entrenadores empíricos; lo vemos con los extranjeros, sobre todo, y algunos rinden y otros no aportan nada Lo mismo pasa en el deporte amateur, y el hecho de que alguien haya corrido o saltado bien no significa que puede ser un buen entrenador Schumacher no es constructor de coches de carreras Es conductor, y nada más" Jerzy Hausleber nació en el pueblo de Gdansk, uno de los grandes puertos astilleros conocido por la fecha triste porque fue allá donde comenzó la segunda guerra mundial, a finales de agosto de 1933 "Pero ese es un capítulo aparte" En Gdansk también nació el movimiento Solidaridad del líder Lech Walesa Hausleber el mexicano está casado, tiene dos hijos polacos --todos naturalizados mexicanos-- y seis nietos mexicanos "Mi familia más cercana está en México", aclaró --¿Por qué surge el empirismo en el deporte nacional? --Hay muchos atletas que terminan sus carreras y quieren seguir en el deporte, algunos por amor a la disciplina y otros porque quieren agarrar su modus vivendi, pero no todos tienen talento Muchos quieren ser músicos o poetas, pero no todos tienen inspiración ni talento Por eso creo que en México aquel que se compra una gorrita blanca, un silbato y sabe apretar el cronómetro puede ser entrenador, mas ésta es una profesión reconocida ya en el país Sólo hay que reforzarla, aunque es un proceso de varios años que nunca se termina porque siempre el mundo sigue adelante --¿Son dañinos los entrenadores empíricos? --En algunos pueblitos existen muy buenos entrenadores y promotores que no se pueden rechazar, y nosotros simplemente tratamos de ayudarlos, de guiarlos a que trabajen bien con los métodos adecuados con aquellos que tienen talento y vocación --¿Qué tan rezagado está el entrenador mexicano? --Es como en todo el mundo: tenemos buenos, malos y regulares El entrenador siempre tiene que mejorar, porque donde hay buenos entrenadores aparecen buenos atletas Los edificios bonitos se levantan donde hay buenos arquitectos Por eso la preocupación de la Conade por actualizar a los entrenadores y por eso tanto Solidaridad Olímpica como las federaciones nacionales e internacionales tienen mucho interés en la superación de estos señores, mas no es tarea de uno o dos años

Comentarios