"Yayo" de la Torre, a unas horas del despido

martes, 30 de septiembre de 2003
Se agota la paciencia de Vergara ante la mala actuación de las Chivas Guadalajara, Jal , 29 de septiembre (apro)- Ante los malos resultados que ha dado últimamente el equipo de Las Chivas del Guadalajara, su entrenador, Eduardo El Yayo de la Torre podría ser cesado de su puesto si no logra ponerse de acuerdo con el socio mayoritario del Club Deportivo Guadalajara, SA de CV, Jorge Vergara Madrigal, cuando el martes hable con él sobre aspectos técnicos y tácticos del equipo El sábado, durante la derrota por 3-2 que sufrieron las Chivas ante el Necaxa, la afición comenzó a corear el grito de "¡Fuera ‘Yayo’, fuera!", al tiempo que volteaba al palco de honor para recriminarle a Jorge Vergara la mala calidad del plantel que armó a golpe de promesas La afición está incómoda porque Vergara prometió "el mejor equipo del mundo, el mejor entrenador del mundo y el mejor estadio del mundo"; y hasta ahora sus lemas han quedado en el aire El contrato de Eduardo de la Torre, pactado en principio por cinco años, será letra muerta a partir de mañana si Vergara decide rescindirlo, con penalizaciones mínimas establecidas en el documento que se firmó y registró el 10 de enero pasado en la Federación Mexicana de Futbol Si Vergara "sugiere", "aconseja" u "ordena" que haga cambios en la alineación estaría violando las cláusulas segunda, tercera y quinta del contrato La segunda dice: "Será obligación del entrenador, bajo su exclusiva autoridad, la preparación física y técnica de los jugadores, así como la elección del sistema de juego a desarrollar en cada partido, disponer los días, horas y número de sesiones de entrenamiento a la semana" La cláusula tercera establece: "El entrenador tendrá plena autoridad sobre los jugadores a su cargo, siendo su exclusiva competencia la impartición de instrucciones técnicas que juzgue necesarias, tanto en los vestuarios como en el terreno de juego; iguales facultades tendrá sobre los auxiliares técnicos, masajistas, utileros y demás personal Además tiene facultad de designar al jugador que fungirá como capitán del equipo" En la quinta se le niega al presidente y dueño del equipo el derecho a insinuar siquiera un cambio en la alineación, aunque su equipo lleve seis derrotas en diez partidos: "La elaboración de la lista de jugadores para los partidos y la alineación en los mismos, será facultad del entrenador" En un hecho inusual en la historia del futbol mexicano, el contrato establece en su décima cláusula una duración "de cinco años" ¿Cómo podría Vergara rescindir el contrato? Lo establece la cláusula décima bis: "El Club podrá dar por terminado anticipadamente el presente contrato mediante simple aviso por escrito al entrenador con ocho días de anticipación a la fecha en que se pretenda darlo por terminado, en dicho caso se procederá de la siguiente forma: ‘Si el contrato se da por terminado durante el transcurso del primer año de trabajo (que es el caso), el Club le garantiza al entrenador que seguirá cubriendo la cantidad mensual pactada, hasta que se cumpla el primer año o bien hasta que el entrenador se contrate con otro equipo antes de que termine dicho año" Si Vergara decidiera despedirlo mañana, tendrá que pagarle octubre, noviembre y diciembre para dar por rescindido el contrato El salario asignado a “El Yayo" de la Torre, según dice la cláusula décima primera, inciso "A", es de 425 mil pesos mensuales El contrato se registró ante la Federación Mexicana de Futbol el 10 de enero de 2003 Si lo dan por rescindido, Jorge Vergara dispone a la mano del entrenador holandés Hans Westerhoff (actualmente al frente de las fuerzas inferiores) para sustituir a “El Yayo"

Comentarios