Análisis deportivo: Condolencias

martes, 12 de octubre de 2004
* "Hemos generado opciones de gol; lo más difícil es hacer los goles y nos hace falta ser contundentes": Mario Carrillo México, DF, 11 de octubre (apro) - Al cumplir este 12 de octubre 88 años de haber sido fundado, al Club América no llegarán felicitaciones, sino condolencias porque los resultados lo han ido matando poco a poco Elige entrenadores que no tienen el nivel para dirigir (con esos antecedentes llegó Óscar Ruggeri), y luego los sustituye con otros que no ganan (Mario Carrillo, con su poderoso promotor Carlos Hurtado y su fiel amigo Manuel Lapuente de vicepresidente) Pone de presidente a un hombre que sale de noche y bebe alegremente con sus jugadores (Javier Pérez Teuffer), y rompe la formalidad de una relación profesional donde su investidura cuenta, ya que ahí no es fan, sino jefe directo de los futbolistas Pero lo sustituye por un dirigente cuyo único antecedente es ser hijo de Guillermo Cañedo de la Bárcena, un hombre ilustre no sólo en la historia del América sino del futbol mexicano y mundial, por las posiciones que ocupó en FIFA Pero antes de este cargo, su hijo Guillermo Cañedo White nunca había estado metido en un equipo de futbol El América elige refuerzos por su pasado, no por su presente, como las estrellas del ayer, Claudio el "Piojo" López y el brasileño "Djalminha", y deja ir a otros que son palpitantes hoy, como Cuauhtémoc Blanco, que triunfa en el Veracruz y se consolida como el mejor futbolista de México Son los contrastes de un equipo que ha sido igualmente amado que odiado, pero que hoy vive uno de los peores momentos de su historia A Coapa hoy no llegarán felicitaciones sino condolencias, al cumplir 88 años de vida Ningún fan del América puede estar satisfecho con los últimos resultados, ni con el constante cambio de entrenadores y jugadores Prácticamente cada año se cambia el plantel No existe una base de figuras de las fuerzas básicas como en el pasado La generación actual de egresados de la cantera está siendo una generación perdida, en la que Castro, Salinas, Paco Torres, Óscar Rojas, González Tahuilán y Álvaro Ortiz pasarán sus carreras con más pena que gloria Llegaron refuerzos de la talla de "Djalminha", el "Piojo" López, Rodrigo Valenzuela y Horacio Ameli, pero el resultado en la cancha es el mismo: tristísimo papel de figuras en decadencia Uno que era realidad y goleador el torneo pasado, hoy es sombra de sí mismo: Reinaldo Navia Y el extranjero restante, Sebastián Saja, da la impresión de que nunca debió llegar porque al América actual le falta todo, menos portero, ya que tiene en Guillermo Ochoa al que parece será el sucesor de Oswaldo Sánchez en la selección nacional por muchos años El América ha pasado un lustro de grandes decepciones Y baste decir que en los últimos 15 años ha ganado un miserable título: el del Verano 2002 con Manuel Lapuente, lo que le valió al veterano entrenador que lo contrataran como vicepresidente Todas las fórmulas ensayadas por Emilio Azcárraga Milmo, ya fallecido, y por su heredero, Emilito Azcárraga Jean, han fallado Es de los pocos equipos que en los últimos años ha cambiado más de presidente: desde la salida de Emilio Díez Barroso, llegaron después Pablo Cañedo, Alejandro Orvañanos, Raúl Quintana (que fue Chiva de niño), Javier Pérez Teuffer y ahora Guillermo Cañedo Desde la compra a Isaac Besudo por parte de Azcárraga Milmo a principios de los sesenta, el América dejó el control en manos de Guillermo Cañedo de la Bárcena de 1961 a 1981 (ganó los títulos 65-66, 70-71 y 75-76) y de Emilio Díez Barroso (fue campeón 1983-84, 84-85, Prode 85, 87-88 y 88-89) De los nueve títulos en su historia, con esos dos presidentes ganó ocho De 1916 a 1961, en 65 años, el América ha tenido 17 presidentes Y en los últimos ocho años ha tenido cinco Obviamente quien más duró en el cargo fue Cañedo de la Bárcena, con 20 años, seguido de Díez Barroso, con 15 Los últimos seis, Pablo Cañedo White (1996 a 97), Alejandro Orvañanos (1997 a 98), Raúl Quintana, de niño aficionado Chiva (1998 al 99), Javier Pérez Teuffer (de 1999 a 2004), y ahora Guillermo Cañedo White, han abonado muy poco a la grandeza del equipo Curiosamente, estos últimos han estado por nómina dentro de la institución, mientras que Cañedo de la Bárcena y Emilio Díez Barroso eran, en su tiempo, socios de Televisa y no cobraban honorarios por sentarse en la silla principal del americanismo Hoy, más que nunca, urgen motivos al aficionado para seguir creyendo en el club Valdría la pena una última pregunta: ¿es justo que el América, con su añeja leyenda, se convierta en rehén del promotor Carlos Hurtado, vía Manuel Lapuente y Mario Carrillo? Esa respuesta sólo la tiene Emilio Azcárraga Jean Por lo pronto, al cumplir este 12 de octubre 88 años de vida, al América no hay que felicitarlo Hay que darle las condolencias por los últimos 15 años de pesadillas

Comentarios