Cisma en Chivas; se tambalea Galindo

martes, 19 de octubre de 2004
* Ya corren versiones de que pronto podría haber un relevo México, DF, 18 de octubre (apro) - Mientras Jorge Vergara resuelve en España la posibilidad de compra del Atlético de Madrid, aquí la crisis de las Chivas parece estar tocando fondo, y por lo pronto la permanencia de Benjamín Galindo en la dirección técnica de Chivas se encuentra en zona de peligro, pues el dueño del equipo ha instruido a Hans Westerhof para que integre una breve lista de posibles sustitutos En la lista no entraría ningún entrenador de corte mundial, sino que la lista quedaría reducida al mercado nacional, considerando para esa opción a Juan Carlos Chávez, Sergio Lugo y hasta Juan Carlos Ortega, cuyo único mérito hasta ahora es ser hermano del jefe de los servicios médicos de las Chivas, Rafael Atotonilco Ortega Juan Carlos Chávez ha disputado las tres últimas finales de Primera “A”, donde finalmente logró el ascenso con Dorados de Culiacán, aunque los dueños lo despidieron antes de empezar el torneo para contratar a Alexander Guimaraes Sergio Lugo acaba de desprenderse del equipo técnico de Víctor Manuel Vucetich para emprender su propio vuelo como entrenador Las Chivas fueron vapuleadas el domingo por el Santos Laguna, al vencerlas por 4 a 1 en la peor actuación de los tapatíos en lo que va del torneo, situación reconocida por el entrenador Benjamín Galindo Por cierto, Galindo juntó la mañana de este lunes a los jugadores por espacio de media hora en el vestidor para hablar claro de la mala racha del equipo que ha ganado un punto de los últimos 12 disputados A la reunión sólo asistieron los integrantes del plantel y el cuerpo técnico, ya que no se permitió la presencia de directivos Galindo no habló de regaños, ni jalones de orejas ni de posibles multas económicas para su plantel, sino que se limitó a criticar el rendimiento, al decir que “peor no podemos estar “Hablamos de todo pero no voy a decir nada a la prensa Eso se queda en el vestidor Es imposible que podamos tener un partido peor que el del domingo contra Santos Dejamos de hacer las cosas que nos distinguían”, explicó, al reconocer que merecieron la derrota por 4-1 en Torreón Insistió en su preocupación por la “falta de contundencia” de su ataque “Quedan siete partidos, en los que tenemos todavía la oportunidad de calificar Dependemos de nosotros mismos, no de los rivales del grupo”, concluyó Galindo, a quien en sus tiempos de jugador llamaban El Maestro

Comentarios