El poder de la perseverancia

jueves, 21 de octubre de 2004
México, D F, 20 de octubre (apro)- El hombre que se sobrepone al dolor Una mente más sólida que las posibilidades del cuerpo dañado Una rodilla destrozada, sin ligamento, con los meniscos dañados, pero un hombre firme, de fe inquebrantable, que por cumplir sus sueños soporta limitaciones y dolores Ese fue el Óscar Salazar que ganó la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Atenas La sorpresa de la delegación mexicana El taekwondoín por el que nadie apostaba El que tenía la beca más baja de los medallistas Así asistió a los Juegos Olímpicos de Atenas, para escribir el tratado de cómo ganar una medalla olímpica en un deporte de contacto, teniendo una rodilla deshecha Antes de pensar en la posibilidad de retirarse, el medallista olímpico mexicano Óscar Salazar se someterá este viernes a una operación para reconstruir la rodilla izquierda, que tiene dañada desde hace más de un año La recuperación del deportista se estima entre seis y siete meses Y su meta de continuar es inquebrantable La fe lo mueve, a pesar de que la rodilla no siempre responde Después de 10 reuniones donde lo han aplaudido, de ser un candidato firme al Premio Nacional del Deporte, de haber cumplido sus metas y de compartir los reflectores con su hermana Iridia, Óscar Salazar explica a Apro la magnitud de su lesión: "No tengo el ligamento posterior de la rodilla, por eso no puedo hacer el movimiento de la pierna hacia atrás porque se me cae Me tienen que poner injerto y aprovecharemos también para arreglarme los meniscos" El doctor responsable de la operación será Clemente Ibarra, el mismo que atendió a la campeona mundial de los 400 metros planos, Ana Gabriela Guevara de su tendonitis en la pierna izquierda Los gastos de la intervención oscilarán entre los 90 y los 100 mil pesos; y serán cubiertos por el seguro contra gastos médicos mayores que tienen los deportistas que apoya la Conade a través del programa CIMA El director de este organismo, Rodrigo González, dijo que esperan reducir esa cifra estimada gracias al convenio de colaboración que tienen con el Centro Nacional de Rehabilitación, lugar donde será operado el medallista de plata Ahí mismo se seguirá el programa de rehabilitación La Conade no pagará los gastos médicos, como se dijo al principio, sino que se hará responsable, a través del seguro de gastos médicos que tienen los seleccionados nacionales El otro seguro que tiene es de vida, con pólizas de 500 días de salario mínimo cada uno A pesar de que tiene más de un año lesionados, Óscar Salazar dijo que participó en los Juegos Olímpicos de Atenas y conquistó una medalla porque era su gran sueño y nunca pensó que por la lesión se lo perdería "Siempre quise estar en los Juegos Olímpicos Mi psicólogo me dijo: ‘aprende a vivir con tu dolor y lo vas a superar’ Así lo hice y pude llegar a la medalla", explica A Óscar Salazar varios médicos quisieron bajarlo del avión porque con su lesión de ligamentos era prácticamente imposible su asistencia a la justa olímpica "Les dije, no por favor, no me chinguen Este es mi sueño, lo he buscado siempre y no quiero faltar Esta lesión tiene bastante tiempo Por eso les dije que si no ha pasado nada, no pasará Les pedí que me dejaran pelear para cumplir mi sueño y después me operan o lo que sea Pero yo a los juegos de Atenas no podía faltar", recuerda Para ganar la medalla, Óscar Salazar tuvo que aprender a defenderse mejor "con base a la táctica y a la estrategia" que planificaban él y su padre, que también es su entrenador "Además, mi mente estaba preparada para ganar No voy a turistear ni a ver si la suerte me ayuda Voy a cualquier competencia con la mentalidad de ganar Y si me ganan es porque el rival es mejor", ataja El medallista dice que "las ganas de triunfar y de cumplir un sueño" lo estimularon para superar sus dolencias: "Mi energía era positiva para este torneo Con el simple hecho de ir a los Juegos Olímpicos ya había ganado En mi vida personal ya había ganado Pero me faltaba completarlo con el triunfo deportivo Sabía que si llegaba ahí, iba por todo a buscar una medalla, como sucedió" Óscar Salazar, el hermano de Iridia, tenía una beca de 10 mil pesos mensuales en CIMA y después de los juegos le aumentaron a 21 mil Otra de las razones de su orgullo es que por primera vez en una justa olímpica dos hermanos y el padre de ambos ganan medallas olímpicas: él, la plata, Iridia bronce y su padre Reynaldo fue el entrenador de ambos "La familia se mueve en base al amor Así que para todos los Salazar es un orgullo muy grande lo que pasó en Atenas", explica Óscar Aunque el escenario deportivo estaba esperando la medalla de oro de Ana Gabriela Guevara y todo lo demás sería sorpresa, Óscar creía ciegamente en sus posibilidades, aunque los demás vieran sus limitaciones No siente celos por la fama de Ana Su medalla de plata vale lo mismo que la que ganó la corredora Ella goza de mayores apoyos comerciales, de estímulos por doquier, pero Óscar sabe que al final de cuentas la plata fue igual para ambos "Lo que yo hago es para mí y no para los demás Me entregué al 100 por ciento por mí y gané la medalla para México, para la gente No lo hice para ser famoso ni para ganar dinero", aclara Apoyos sí tuvieron, reconoce, aunque los reflectores se los llevó Ana Guevara: "Nosotros teníamos el sueño Iridia y yo Hicimos realidad nuestro sueño, a pesar de que algunos médicos me decían que con una rodilla así de lastimada no podría pelear Me sobrepuse a todo, aprendí a competir con dolor y al final se cumplió la meta"

Comentarios