Con todo, llamado desesperado a defender el orgullo azul

viernes, 22 de octubre de 2004
* El delantero argentino Luciano Figueroa ya perdió la paciencia México, D F, 21 de octubre (apro)- Desesperado a impotente, el delantero argentino del Cruz Azul, Luciano Figueroa, ya perdió la paciencia y aconsejó a sus compañeros que, en conjunto, tienen hundido al equipo en el sótano de la clasificación, defiendan el orgullo cruzazulino “con agallas” Figueroa, quien cumple su segundo mini-torneo con el equipo capitalino y próximo a dejar la escuadra cementera para enrolarse en las filas del conjunto español Villareal –según la prensa de su país— admite lo difícil que le resulta “hablar en caliente” Pero consciente de la desgracia del equipo que, junto al América, experimentan sus peores temporadas de todos los tiempos, reconoce: “Otra vez marcamos uno o dos goles y nos hacen de tres a cuatro Entonces se hace más complicado Parece que necesitamos siete goles para ganar los partidos” Y mientras Cruz Azul no sale del atolladero, Luciano sostiene que “si no mejoramos esto, no vamos a salir adelante Creo que es el equipo Como dije apenas, y seguiré insistiendo: la primera defensa somos los delanteros, entonces hay que ponerse las pilas y meter todo parejo y tratar de defender con garra, para que no nos hagan más goles “En los últimos tres partidos recibimos nueve goles, y es una barbaridad Mientras sigamos cometiendo errores infantiles, mientras sigamos así, no habrá posibilidades de nada Hay que pensar, recapacitar, y ver qué es lo que se está haciendo bien y qué se está haciendo mal” Abunda el delantero: “Son muy pocas cosas lo que se está haciendo bien en el equipo, entonces hay que ponerse las pilas para salir adelante porque va a ser complicado hasta el final del torneo” En general, la molestia privó en el elenco cruzazulino tras su regreso a la capital, procedente del puerto de Veracruz y con la derrota (la tercera en fila, junto a Dorados de Sinaloa) a cuestas Y el pesimismo colectivo ya desespera a Luciano: --Todo desespera en nosotros --refiere --¿Qué le falta al Cruz Azul? --No lo sé Pregúntaselo al técnico o al que arma al equipo que trate de hacer las cosas bien, como nosotros tratamos de hacerlo dentro de la cancha, pero no salen Pero mientras a Luciano, quien junto a su compatriota César Delgado representan la principal cuota goleadora del equipo, lo abruma la desesperanza, el entrenador José Luis Saldívar es la otra imagen de la moneda: “Les diré una frase: que ni encontré tan mal al equipo como pudiera pensarse ni tan bien como quisiera No sé si esto les diga algo, pero creo que está más apegado a una verdad y a una realidad” Con esa imagen de bonachón, Saldívar, quien seguramente no espera repetir su récord reciente (llegó para sustituir a Luis Fernando Tena con una marca de nueve partidos en hilo sin ganar con Cruz Azul Oaxaca en la Primera A), asegura ser una persona positiva, “pensando que a este equipo lo voy a levantar” Y es que el técnico es de la idea que “la repetición es la madre de la perfección” De allí que haya ordenado que toda la plantilla se trasladara directamente a las instalaciones de “La Noria”, para reiniciar la preparación tan pronto aterrizó el vuelo procedente de Veracruz Este sábado, Cruz Azul recibe a Tigres en el estadio Azul, ya con las ilusiones perdidos de la Liguilla

Comentarios