Liberan al portero del Puebla secuestrado dos días

viernes, 8 de octubre de 2004
* Alberto Becerra fue secuestrado en puebla y liberado a tres kilómetros de Reynosa * El plagio provoca sospechas entre las autoridades policiales de Tamaulipas Reynosa, Tamps , 7 de octubre (apro)- El portero del equipo de fútbol Puebla, Alberto Becerra Acco, fue liberado en esta ciudad tras dos días de haber sido secuestrado cuando viajaba a bordo de su vehículo cerca de San Martín Texmelucan, en el estado de Puebla Becerra Acco declaró al agente del Ministerio Público, Rubén Arredondo Sánchez, que sus captores lo trasladaron en su propio auto para abandonarlo, en la madrugada, a la entrada de esta ciudad, en la carretera a San Fernando, a la altura de la comunidad de La Retama Según la versión del futbolista, de 25 años de edad, el secuestro ocurrió al llegar a la caseta de cobro de San Martín Texmelucan, cuando se dirigía a Toluca a bordo de su auto, un Cirrus 2003, para reunirse con sus compañeros de equipo en una concentración Supuestamente cuando se bajó a hacer unas compras en una tienda de ese lugar, dos personas, una de ellas armada de una pistola, lo subieron al asiento del copiloto, y uno de ellos lo golpeó, quitándole 4,500 pesos para pagar las casetas de cobro y cargar gasolina Los supuestos secuestradores condujeron el carro por la carretera a Tampico, para recorrer las calles de la ciudad porteña por unas seis horas y después tomar rumbo a esta ciudad fronteriza Dijo que al pasar por un retén militar, sus captores le advirtieron que evitara llamar la atención de los militares; y que lo abandonaron unos kilómetros antes de llegar a Reynosa Luego de caminar hasta una gasolinera, el portero asegura que encontró su vehículo, y que rompió un vidrio para abrirlo y tomar una tarjeta telefónica que se encontraba en su interior Posteriormente, se comunicó con el director técnico de su equipo, Juan Ignacio Palau García, quien denunció el hecho a las autoridades, hasta que la Policía Federal Preventiva lo encontró en esa gasolinera La versión del portero despertó sospechas entre las autoridades policiales tamaulipecas, pues además de que Becerra reportó que no le quitaron mayor cantidad de dinero, en la misma gasolina en donde fue localizado por la policía, también se encontró su automóvil con el vidrio que el mismo reconoce que rompió, pero sin mayor daño Además, se pone en duda de que haya pasado los dos retenes militares que están antes de llegar a esta ciudad fronteriza sin que los militares se percataran que era llevado por personas armadas Extraoficialmente se informó que el rescate fue pagado por la directiva del Puebla Aunque se quisieron conocer todos los datos del rapto, la jornada fue de hermetismo total en la sede del equipo Y hasta ahora la única versión fue ofrecida brevemente por el vocero Raúl Chacón: “La directiva no dará ningún comunicado oficial” La noticia estremeció a la sociedad poblana, desconectada de las actividades del equipo --invicto en el torneo y que por estos días se prepara en Avándaro, Estado de México--, máxime que es la primera ocasión que un jugador de los Camoteros se ve involucrado directamente en un secuestro Hasta ahora el único caso relacionado con el equipo fue el ocurrido al padre del exjugador de Puebla, Cristian Traverso (Luis Traverso), secuestrado en septiembre del año pasado en su natal argentina y liberado tras el pago del rescate Entre el 2003 y en lo que va del año, los secuestros en Argentina se incrementaron de forma considerable: el hermano del talentoso mediocampista Juan Román Riquelme fue privado de su libertad cuando el jugador todavía integraba la plantilla del Boca Juniors Por los mismos motivos también fueron víctima del secuestro el padre de los hermanos Gabriel y Diego Milito, un hermano del exjugador Víctor Zapata, el padre del entrenador Leonardo Astrada, mientras que el actual delantero de los Tigres de la U de Nuevo León, Claudio Darío Husaín, se escapó de un intento de secuestro en julio de 2003 En México, la historia recuerda pocos secuestros: el de Álvaro “El Noño” Campos, padre del entonces futbolista Jorge Campos, actual auxiliar de la Selección Nacional “El Ñoño” fue secuestrado el 17 de febrero de 1999 por un grupo armado con fusiles Kalasknikov, en una de las canchas de futbol de su rancho Plan de los Amates, a 12 kilómetros de Acapulco, y donde Jorge tiene caballos cuartos de milla Díez días después los secuestradores cobraron un rescate de 631 mil pesos Otro futbolista que vivió en carne propia esta experiencia fue el defensa ex de Chivas (hoy en Culiacán), Joel “El Tiburón” Sánchez, cuya hermana fue retenida en un secuestro exprés y liberada varias horas después mediante el pago de 70 mil pesos

Comentarios