Dirigirá Alejandro Cárdenas el deporte en Boca del Río

martes, 23 de noviembre de 2004
* El velocista asumirá como funcionario el próximo 9 de diciembre * Aclara que no abandonará las competencias México, D F, 22 de noviembre (apro)- Alejandro Cárdenas, aquel velocista sonorense del que se tenían cifradas esperanzas de una medalla olímpica en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000, mucho antes que Ana Gabriela Guevara en la especialidad de 400 metros planos, ha decidido mudarse a Boca del Río, Veracruz, junto con su esposa, la saltadora Romary Rifka En Boca del Río, Cárdenas no sólo enfocará sus objetivos en la preparación rumbo al Mundial de Atletismo de Helsinki 2005, en virtud que pasará a ocupar la doble función de deportista y dirigente deportivo, ya que a partir del 9 de diciembre ocupará la dirección del deporte en la referida entidad “Vamos a apoyar al gobierno municipal y estatal en cuestiones del deporte, pero seguiremos entrenando con todo", dice el velocista Durante los próximos meses, marido y mujer desarrollarán sus proyectos deportivos entre Boca del Río y el puerto de Veracruz, y su continuidad en el deporte de alto rendimiento quedará sujeta a los resultados que alcancen en la temporada atlética del próximo año, en concreto en el Mundial de Helsinki, previsto para organizarse del 5 al 14 de agosto Para lograr su objetivo, el matrimonio recibirá el respaldo de sus respectivos entrenadores: Guillermo Estrada continuará supervisando los trabajos de Romary, atleta olímpica en Atenas 2004, en tanto que el polaco Andrzej Piotrowski lo hará desde la Ciudad de México y en algunas ocasiones viajará a Bca del Río para supervisar personalmente la labor de Alejandro "Todavía tenemos la energía y las ganas de triunfar, pero también estamos conscientes que debemos dar un resultado importante como respuesta al apoyo que estamos recibiendo Sólo de esta manera continuaríamos con tres años más de esfuerzo, de lucha, dedicación y constancia”, precisó Cárdenas, medallista de bronce en los 400 metros planos en el Mundial de Sevilla 99 Mientras, Romary Rifka justificó las razones de la inesperada mudanza: "Queremos tener una vida más tranquila y segura Queremos darle a nuestra hija Romary una mejor calidad de vida" Su propósito deportivo pasa por superar su propio registro personal: 197 metros en salto de altura, con el fin de pensar en conquistas internacionales, aunque ya el presidente del Comité Olímpico Mexicano, Felipe Muñoz, reveló ante los diputados de la Comisión de Juventud y Deporte de la Cámara de Diputados que para que la saltadora veracruzana alcance la cúspide de su carrera necesita lograr 10 centímetros más

Comentarios