ATUENDO: El preolímpico

martes, 3 de febrero de 2004
* “Al mundial calificamos así (caminando)": Ricardo LaVolpe México, D F, 2 de febrero (apro)- El inicio este lunes del torneo preolímpico de futbol revive a la escena pública al argentino Ricardo LaVolpe, con la obligación de calificar para los Juegos de Atenas 2004 La selección preolímpica se ubica en el grupo de Costa Rica, Trinidad Tobago y Jamaica Y si, con la lógica de LaVolpe, "al mundial calificamos así (caminando)", tras señalar con los dedos de una mano el andar hacia el frente, a los Olímpicos pasamos a carcajadas Pero no crea que LaVolpe cobra con aplausos sus conquistas Tiene claramente establecido en su contrato bonos especiales por objetivos El primero lo consiguió al coronarse en la Copa de Oro, en la que cobró varias decenas de miles de dólares También en el Panamericano tomó precauciones y se llevó otro premio metálico por la triste medalla de bronce Esos bonos se suman al sueldo de 890 mil dólares que recibe por año Sus mejores dividendos los obtendrá con la calificación a los Juegos Olímpicos y al Mundial, además de otros que tiene por llegar a la final de la Copa América Se llevaría otro importantísimo premio (bonos mejores que los diputados federales, por supuesto) si ya en los Juegos Olímpicos de Atenas (a los que calificaremos "caminando y a carcajadas") consigue la medalla de oro, la de plata o la de bronce LaVolpe sabe que a partir de este momento se convertirá en blanco de las críticas si no consigue la calificación Un fracaso de este tamaño le costaría una importante baja en su ya de por sí disminuida credibilidad en el medio casero (los mal pensados dicen que en él siguen creyendo su familia y los veteranos miembros de la Federación de Historia y Estadística de la FIFA, que lo sitúan como el entrenador once del mundo) Pero si esto llegase a ocurrir, con las lamentables consecuencias para todo el futbol mexicano, LaVolpe ya recibió instrucciones de Carlos (Martínez) Hurtado para capear el temporal: ahí tiene a Jorge Campos que, con su simpatía, hará reír a los periodistas en las conferencias de prensa

Comentarios