ATUENDO: Tacos de lengua

jueves, 29 de abril de 2004
* “Vergara no existe”: Cuauhtémoc Blanco México, D F, 28 de abril (apro)- La guerra verbal es, generalmente, el prólogo de cada clásico, más aún cuando un experto en mercadotecnia, egresado de la escuela de la vida, ha entrado para agregarle sabor al caldo Muchas veces mete la pata hasta el fondo, otras por querer ser simpático raya en lo grotesco y unas veces más, como ahora, sabe colocar el dardo donde duele Cuando menos ya metió al ajo a los tres principales representantes del americanismo actual A Cuauhtémoc Blanco le dijo que nunca, ni muerto, lo aceptaría en Chivas El delantero le respondió que para él Jorge Vergara Madrigal, el nuevo rico del futbol mexcicano, "no existe" Es decir: le niega autoridad alguna para opinar porque es algo parecido a un hombre invisible, a un muñeco de paja que se quedó con la boca abierta Otro americanista identificado, Leo Beenhakker, quien le propinó una de las peores frases de los últimos meses: "(Vergara) Es un pobre hombre rico" Esta vez Beenhakker ha dicho que no lloren por la expulsión mal intencionada de Oswaldo Sánchez, a manos del árbitro Germán Arredondo: "Tendrán por ahí otro portero Y si no que se ponga ese hombre (Vergara) de portero Nosotros tuvimos que suplir a Adolfo Ríos y encontramos a Guillermo Ochoa" Faltaba por entrar la cúpula directiva Y Javier Pérez Teuffer también cayó en el anzuelo de Vergara: aceptó la apuesta de bajar a felicitar al jugador del equipo rival, para felicitarlo por el triunfo Y Vergara puso su elección: él felicitaría a Cuauhtémoc Blanco, "cosa que no sucederá", aclaró, "porque Chivas va a ganar" el clásico del próximo sábado Otra reacción que tuvo el dueño de Chivas fue contra los diputados que están legislando para penalizar con cárcel los actos vandálicos en los estadios Más violencia provoca la corrupción de los políticos, dice Vergara, pero también es cierto que se quiere curar en salud porque sus desplegados contienen una alta dosis de violencia potencial Son incitadores a la violencia, como ocurrió con aquella burla de "lindos gatitos" para los integrantes de la comunidad universitaria Como quiera que sea, Jorge Vergara sabe animar los clásicos con su verborrea Padece diarrea verbal, por lo que cualquier oportunidad es buena para hacerle propaganda a su marca, a lo que representa en su negocio Por repetición Vergara vende aspiraciones de éxito en forma de polvitos y líquidos Sus distribuidores lo consideran un dios del éxito, un personaje singular que nació de la nada y hoy es uno de los empresarios mexicanos más exitosos de la última década, sin haber recibido (aparentemente) dinero en portafolios ni en bolsas de plástico, y sin que lo tengan videograbado El negocio de los complementos alimenticios y las ventas en pirámide han convertido a Vergara en un exitoso empresario, cuya fortuna está en los libros de su empresa "He pasado con éxito 208 auditorías de Hacienda", dice ufano Hoy, ese personaje desconocido hasta hace un par de años, ha venido a convertirse en motor pasional para despertar del letargo a chivas y americanistas que no se manifestaban antes de los clásicos La diarrea verbal de Vergara ha servido para meterle sabor al caldo, aunque también, si no mide bien las consecuencias de sus palabras, puede detonar algún grado de violencia latente previo al clásico entre Chivas y América

Comentarios