ATUENDO: El tío Lolo

jueves, 17 de junio de 2004
* “Sí fue penal” Arturo Yamasaki México, D F, 16 de junio (apro)- Como un loco en el desierto, un peruano sostiene: el penalty que le regaló Manuel Glower Guerra a las Chivas en el primer partido de la final sí fue, nada más que 100 millones de mexicanos insisten en negarlo Como mesías incomprendido, al que ni sus mismos profetas apoyan, Arturo Yamasaki dice que el regalo a las Chivas no fue por "transa ni porque querían que el cuadro de Jorge Vergara fuera campeón "Sí fue, sí fue", insiste el pobre hombre, mientras los otros 100 millones de espectadores se ríen de él Es por la edad, podrán pensar A los 75 años se empieza a nublar la vista El problema no es que Yamasaki vea poco, sea necio o padezca demencia senil No El problema es que su opinión no es la de un loco, sino la del presidente de la Comisión de Arbitraje de la Federación Mexicana de Futbol Fuera “Juan Cuerdas” el que opina neciamente, ni caso le haríamos A los locos hay que juzgarlos Pero en el caso de Yamasaki su opinión es peligrosa Quiere decir que pueden seguir manipulando resultados a su antojo, pueden llevar a Chivas a más títulos, pueden congraciarse con Jorge Vergara para que les pague un desplegado de agradecimiento Pueden seguir reglando penalties a diestra y siniestra El mismo torpe del partido, Manuel Glower Guerra, tan pronto vio las tomas por televisión, se convenció: "Me equivoqué, lo lamento mucho, fallé" Pero Yamasaki quiere hasta negar al padre del error: "Fue penal, claro que fue" E inventa en su cansada mente una falta de Aílton sobre Salvador Carmona, cuando el jugador de Chivas ya iba tres metros dentro de la piscina, luego de lanzarse el fenomenal clavado No, señor Yamasaki Hay que ir sobrio a todas las situaciones para que no sostenga una verdad que sólo sus cansados ojos ven, porque los otros 100 millones de mexicanos están de acuerdo que fue un regalo Sería más fácil reconocerlo: Yamasaki se equivocó al designar a Manuel Glower y Manuel Glower se equivocó al regalarle un penal a Chivas ¿Qué pasaría? Nada No hay peor ciego, maestro Yamasaki, que quien no quiere ver Al final de cuentas, ni con árbitro pudieron ganar las Chivas porque Pumas fue más certero en todo: en actitud profesional para enfrentarse al rival y a la Comisión de Arbitraje, al manejar tácticamente lo que mejor le convenía los dos juegos y al resolver con mayor precisión los tiros de penalty Pumas es campeón, pero los árbitros y Yamasaki dejaron manchado el peregrinar de las Chivas en la liguilla, con sus ayudas descaradas Aunque después de este triste episodio, Yamasaki puede presumir su consuelo: cuando lo corran de la Comisión de Arbitraje puede ponerse a vender productos Omnilife

Comentarios