Pumas salió indemne del estadio azul

viernes, 4 de junio de 2004
* El 0-0 lo acerca a la final de la Liguilla del Torneo de Apertura 2004 México, D F, 3 de junio (apro)- Los Pumas de la Universidad aguantaron el tirón y, en el estadio Azul, un escenario que le ha resultado adverso en los últimos tiempos, mantuvo el juego con firmeza pese al intermitente aluvión cruzazulino, y se marchó con la moneda en el aire, pero reconfortado con el 0-0 que lo acerca a la final de la Liguilla del Torneo de Apertura 2004 Hay que remontarse como mínimo a enero de 1997, cuando Pumas logró su última victoria en el estadio Azul, o a la lejana temporada 1990-91 que conquistó su más reciente título de liga Todo un dato de lo que se aproxima este domingo en el último tramo de este doble encuentro de las semifinales, a definirse el domingo al mediodía en el estadio Olímpico de Ciudad Universitaria Que Cruz Azul regaló el primer tiempo, no cabe duda, en una instancia tan decisiva en la que poco aportaron ante la falta de jugadas, de acciones claras frente a la meta del veterano guardameta Sergio Bernal, convertido en el héroe de la batalla, porque gracias a él la Universidad mantuvo el cerrojo en su meta Y es que ante la falta de su gran líder, César El Chelito Delgado y el notable desgaste físico de su capitán Marcelo Delgado, Cruz Azul batalló en los últimos tramos para recordar que se trataba de un partido en el que está en juego nada menos que el boleto a la final Acaso por eso una parte del público mantuvo el pulgar enfocando al césped hasta despedir a sus jugadores con sonora silbatina al cabo del primer periodo La gran ovación en el Azul fue para el delantero Luciano Figueroa, señal de que el público anda ansioso de referentes y, sin duda, el artillero argentino es uno de ellos El júbilo estalló cuando el rubio delantero, en una pared con Delgado, impactó su violento remate en el poste derecho de Bernal, al minuto 21, cuando las escuadras apenas tanteaban el terreno Pumas respondió con esporádicas acciones que nacieron de los botines, principalmente, de Leandro Augusto, que esta vez no encontraron al mejor depredador del área puma, el argentino Bruno Marioni, quien al 27 desaprovechó el servicio del brasileño frente a la meta de Oscar Pérez En el complemento se vio lo mejor del equipo cruzazulino y del buen momento que atraviesa el portero puma Sergio Bernal Pero a la meta contraria hubo que llegar de manera desordenada Lo demás fue negativo y positivo para uno y otro en el saldo Negativo para Cruz Azul, porque pese a sus chispazos, no apareció el juego de conjunto ni el hombre que anidara el esférico a las piolas felinas, en gran medida porque enfrente se toparon con la figura de Bernal Y Pumas, con la única vía posible que plasmó esta tarde, la del contragolpe, por poco encontró su momento de suerte Sucedió al minuto 75, cuando Ricardo Osorio, en una de esas jugadas que crispan los nervios, regresó el balón al guardameta, pero apareció Marioni para arrebatarle el esférico, driblar al portero, mas al momento del remate no supo culminar la jugada que terminó por ahogarse en la línea final En síntesis, la movilidad y la dinámica que exhibieron los cementeros en la segunda parte no le alcanzaron para el éxito, vital en estos cruciales momentos, en parte porque Bernal, como diría su compañero Jaime Lozano, "no sólo ha sido la figura de este juego, sino desde hace dos o tres torneos" Por lo menos la gente ya no silbó al final de la contienda Ahora, Cruz Azul para avanzar necesita del triunfo; a los Pumas le basta con mantener el empate Alineaciones Cruz Azul: Pérez; Osorio, Galindo (Cabrera, 60), Díaz, Brown; Hernández, Corona (Cacho, 74), Victorino, Campos; M Delgado y Figueroa Pumas: Bernal; Castro, Beltrán, Verón, Pineda (López, 72); Galindo, Leandro, Lozano; Da Silva (Iñiguez, 84), Marioni (Del Olmo, 90) y Fonseca Arbitro: Gilberto Alcalá

Comentarios